Monterrey

En busca del sentido común

OPINIÓN. la realidad nos muestra una y otra vez que el inversionista no actúa siempre de manera racional y que los mercados no son eficientes, la realidad nos muestra que en situaciones de pánico el inversionista venderá indiscriminadamente cuando los mercados caen de manera abrupta y esa baja en precios ocasionará precios cada vez más bajos.
Mauricio de Medina
09 diciembre 2015 19:11 Última actualización 10 diciembre 2015 4:55
Etiquetas
dinero

(Bloomberg)

La teoría financiera sostiene que la diversificación es buena debido a que reduce el riesgo total de un portafolio de inversión. Además, la teoría menciona que mientras más pequeño sea el coeficiente de correlación mayor es la reducción en riesgo. Sin embargo, hay una buena cantidad de problemas si manejamos esos conceptos tan a la ligera. Un problema inicial es que los coeficientes de correlación no son estáticos ya que estos parámetros cambian todo el tiempo y en algunos casos muy rápidamente.

Ya sea que el modelo trabaje con datos históricos o con proyecciones futuras no existe un portafolio de inversión a prueba de balas por lo que muchos inversionistas creen que la diversificación puede ser el salvavidas ante desastres, debido a que si se tiene una amplia gama de activos en diferentes sectores y en distintos mercados algunos de ellos subirán y otros bajarán por lo que el portafolio se defenderá solo, incluso en ventas de pánico.

Sin embargo, la realidad nos muestra una y otra vez que el inversionista no actúa siempre de manera racional y que los mercados no son eficientes, la realidad nos muestra que en situaciones de pánico el inversionista venderá indiscriminadamente cuando los mercados caen de manera abrupta y esa baja en precios ocasionará precios cada vez más bajos.

Independientemente de lo escrito y si usted sabe calcular coeficientes de correlación, alfas, y teoría de portafolios, lo cierto es que la diversificación basada en el sentido común tiene su sustento y su gracia. Por ejemplo, si usted tiene una propiedad que renta y al mismo tiempo tiene un portafolio con acciones equiparable en monto que la propiedad el riesgo total de su portafolio puede decirse que está equilibrado entre renta fija y renta variable y que este portafolio no se encuentra 100 por ciento correlacionado ya que si el mercado de renta variable sube o cae eso no implica que el precio de la propiedad tome el mismo sentido y en la misma magnitud (aunque ha habido sus casos), a diferencia de que si todo su portafolio está cargado a la propiedad o a un portafolio con acciones.

Es importante observar que peso se le otorga a cada inversión, es decir, que porcentaje del total está invertido en la propiedad y que porcentaje en el portafolio con acciones. La diferencia en peso dará como resultado el rendimiento total aún y cuando existan inversionistas con el mismo tipo de mezcla, por lo que el peso es un elemento importante ya que puede convertir un portafolio riesgoso en conservador y viceversa.

Por ejemplo, si usted tiene un patrimonio de 5 millones y de esos 4.5 millones son de una casa y 500 mil pesos se encuentran en un portafolio de renta variable, lo que decidirá el rendimiento total de los 5 millones será el rendimiento de la propiedad y no tanto el portafolio de acciones.

De ahí que Warren Buffet dice que la riqueza se construye a partir de la concentración y no tanto de la diversificación, si usted es dueño de un negocio que crece 100 por ciento cada año mal haría en colocar su dinero en otro lugar, aunque está visto que dado que todo tiende a la media y un negocio no puede crecer a esas tasas durante tiempos prolongados por lo que lo interesante se vuelve diversificar cuando se puede.

De tal manera, la diversificación es buena pero la clave es encontrar inversiones que no siempre tomen el mismo camino, que estén no correlacionadas. Si tiene un portafolio con acciones con 10 emisoras usted puede tener un portafolio diversificado siempre y cuando sepa lo que está haciendo.

Por otro lado, muchos inversionistas invierten una gran cantidad de tiempo tratando de encontrar la acción que explotará, la acción que comprarán en mínimo y venderán en máximos y por consecuencia un enorme rendimiento, lo malo es que existe evidencia que son muy raras las ocasiones en que eso se puede lograr, por lo que se vuelve más importante preocuparse por hacer una buena diversificación que invertir en un determinado activo en un determinado momento de tiempo.

Mi humilde comentario es que si usted tiene tiempo, un cierto nivel de experiencia y es capaz de analizar compañías o si tiene acceso a un asesor que posea esa habilidad sería recomendable mediar entre la diversificación y buscar la concentración. Por el contrario si usted no tiene tiempo o la experiencia para hacer la tarea usted debería diversificar de manera importante.

ANÁLISIS Y SELECCIÓN DE INVERSIONES

Para darle un acceso práctico a lo que he escrito le invito al cuso-taller “Análisis y selección de inversiones” que se impartirá el 15 y 16 de enero del 2016. Visite www.mexicobursatil.com

* El autor es socio-director de México Bursátil. Especialista en Estrategia Bursátil; y Master en Administración de Empresas. Mail: contacto@mexicobursatil.com Twitter: @MexicoBursatil


Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.