Monterrey

Empresas actualizan políticas internas gracias a la “chaviza”

Heineken México transitó al esquema life balance con home office incluido.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
03 noviembre 2017 9:38 Última actualización 03 noviembre 2017 9:38
Estratega.  Dolf van der Brink, liderea las operaciones de Cuauhtémoc Moctezuma Heineken México.

Estratega. Dolf van der Brink, liderea las operaciones de Cuauhtémoc Moctezuma Heineken México.

Debido al cambio generacional donde las personas buscan un balance tanto en su vida profesional como personal, las empresas han tenido que modernizar sus políticas institucionales y ser más flexibles e incluyentes, dejándole al empleado el compromiso y responsabilidad de cumplir con su trabajo en tiempo y forma, señaló Eduardo Muñoz, vicepresidente de Recursos Humanos de CM/Heineken México.

“En Heineken México en 2012 comenzamos a cambiar esas políticas porque notamos esa dinámica a la hora de reclutar talento. No aplica en todas las áreas, por ejemplo en producción, pero en otras los empleados pueden trabajar las ocho horas desde su casa o donde quieran. Lo más importante es cambiar el “chip” del líder para que no se sienta inquieto o nervioso porque no los tiene presentes todo el día”, resaltó.

Añadió que “cada líder es responsable de su equipo y todo se basa a una supervisión sobre entrega de resultados, accountability (responsabilidad), aquí la cultura de alto desempeño se basa en que entregamos lo que nos comprometemos”.

El directivo aseguró que con el transcurso del tiempo esto se ha reflejado en buenos resultados “las generaciones quieren trabajar de manera diferente y buscan mucho más balance de vida entre la cuestión personal y la profesional, le dan más peso a eso.

Te puedes topar con recién graduados que prefieren sacrificar algo económico versus poder estar más cerca de donde ellos laboran, donde están sus hijos o que le permitan practicar alguna actividad por la mañana o en la tarde, buscan mucha flexibilidad en cómo hacer su trabajo”, detalló.

Recientemente Dolf van der Brink, CEO de Heineken México, dijo que la compañía también está preocupada por la inclusión y la diversidad en el ambiente laboral, debido a que el capital humano es el activo más importante de la compañía.

“Lo más importante en esta empresa es que tenemos muchos tipos de capital, tenemos el productivo, el físico con las plantas y oficinas, y el más importante es el capital humano. Al final del día las marcas, las plantas, sin gente para gestionarlo va a ganar”, señaló.

Añadió que “cuando llegó a trabajar a México el tema de diversidad “era muy complicado. Como empresa tenemos que contribuir a hacer una cultura de diversidad e inclusión, tenemos muchas mujeres trabajando pero a los 30 años que comienzan a formar una familia, muchas de ellas preferían estar en casa y, como empresa mejoramos sus condiciones”.