Monterrey

7 Eleven distribuirá agua alcalina en México

De acuerdo con expertos, el agua potable común pasa por varios procesos para llegar a ser alcalina, que van desde el carbón activado, luz ultravioleta, filtración, ozono, ósmosis inversa y finalmente la ionización.
Sonia Coronado/ Arturo Bárcenas
24 abril 2014 0:16 Última actualización 24 abril 2014 5:0
Infografía agua embotellada

Alkaline88 se ofrecerá en presentaciones de 3 litros y de un galón, en botella de plástico. (El Financiero)

MONTERREY.- El agua alcalina es considerada por muchos como agente preventivo o incluso curativo del cáncer, motivo por el cual en los últimos años, ésta se ha convertido en una oportunidad de negocio para pequeños, medianos y grandes empresarios.

Tal es el caso de Alkaline Water Company, uno de los principales productores de esta agua, que a partir del primer semestre comenzará a distribuir en México Alkaline88, a través de un convenio de colaboración con 7 Eleven.

De acuerdo con expertos, el agua potable común pasa por varios procesos para llegar a ser alcalina, que van desde el carbón activado, luz ultravioleta, filtración, ozono, ósmosis inversa y finalmente la ionización.

Este proceso la convierte en un producto aproximadamente 40 por ciento más oneroso que el agua purificada que se oferta en los anaqueles.

De acuerdo a la Beverage Marketing Corporation, México se coloca en el primer lugar en el consumo de agua embotellada con la adquisición aproximada per cápita de 248 litros por habitante al año, un poco más del doble que los Estados Unidos, cuyo consumo es de 110 litros por persona.

Alkaline88 se ofrecerá en presentaciones de 3 litros y de un galón, en botella de plástico.

La empresa iniciará operaciones de una planta en Tyler, Texas, desde donde enviará las botellas de agua alcalina a Laredo, para desde ahí surtir a las tiendas mexicanas.

Steven Nickolas, presidente y director general de Alkaline Water Company, dijo que su primera oportunidad internacional es otro hito importante para la compañía y que la comunidad hispana de Estados Unidos ha mostrado un apoyo abrumador a sus producto, y confían plenamente en repetir este éxito en México.

Jesús Tobías Páder, director de Central General, una pequeña empresa embotelladora de agua alcalina con sede en Monterrey y que se comercializa bajo la marca Eslavia, y en Estados Unidos como Alivia, dijo que este mercado en México es poco explotado, sin embargo ha comenzado a atraer más adeptos.

Añadió que este tipo de productos va dirigido al segmento medio alto que buscan el cuidado de su salud, “yo manejo la presentación de 390 mililitros en envase de vidrio, esto ayuda a que mantenga sus propiedades, cada una tiene un precio de entre 25 y 30 pesos, puede resultar caro si se compara con un agua purificada en envase de PET de un litro que ronda los 15 o 18 pesos”.

Agregó que contempla instalar un pequeña planta procesadora en Estados Unidos, para abastecer la creciente demanda que ha tenido, principalmente en el estado de Texas.

De acuerdo con el sitio El Poder del Consumidor, estas compañías obtienen ventas anuales aproximadas por 9,000 millones de pesos y se estima que para el próximo año éstas se eleven a 13,000 millones de pesos.