Monterrey

Elecciones sin drama y sin volatilidad

OPINIÓN.A diferencia de las elecciones en Francia, Reino Unido y Estados Unidos, las elecciones de Alemania han dado menos de que hablar ya que ninguno de los dos candidatos que se encuentran a la cabeza en las elecciones provienen de movimientos populistas.
ENTORNO MACROECONÓMICO
Gabriela Siller
gsiller@bancobase.com
07 septiembre 2017 9:52 Última actualización 07 septiembre 2017 10:9
Gabriela Siller, economista.

Gabriela Siller, economista.

El 24 de septiembre se llevarán a cabo las elecciones parlamentarias de Alemania en donde se decidirá el siguiente canciller de la nación germana. En estas elecciones se determinará si la actual canciller, Angela Merkel, que lleva 12 años en su posición, continuará con su gobierno durante cuatro años más.

¿Pero por qué las elecciones parlamentarias de Alemania importan?

Alemania es la mayor economía dentro de la Unión Europea, representando una quinta parte del PIB hasta el 2016. Asimismo, el país germano junto con Francia son los principales poderes políticos de la región.

A diferencia de las elecciones en Francia, Reino Unido y Estados Unidos, las elecciones de Alemania han dado menos de que hablar ya que ninguno de los dos candidatos que se encuentran a la cabeza en las elecciones provienen de movimientos populistas. La actual canciller de Alemania, Angela Merkel, quien representa al CDU (Christlich Demokratische Union Deutschlands o la Unión Demócrata Cristiana de Alemania) es una de los candidatos favoritos a ganar la cancillería del país, mientras que el otro es Martin Schulz representante del SPD (Sozialdemokratische Partei Deutschlands o el Partido Socialdemócrata de Alemania). Es importante mencionar que ambos candidatos tienen la misma línea política.

El sistema de votaciones del parlamento alemán o cámara baja es sumamente complejo y está creado para evitar la fragmentación política que se vio entre la primera y segunda guerra mundial. Este sistema combina los beneficios de los sistemas de representación directa, como las elecciones en Francia, y proporcional como en España, Bélgica, entre otros. En las elecciones, los votantes alemanes darán dos votos.

En el Erststimme o primer voto la población alemana elige directamente al representante del distrito en el parlamento, los que ocuparán 299 asientos de los 598 disponibles. El Zweitstimme o segundo voto va al partido político de la preferencia de cada votante, en donde los 299 asientos restantes son distribuidos proporcionalmente al número de votos del partido. Cabe destacar que existen medidas adicionales para evitar que partidos extremistas entren o tengan mayorías dentro de la cámara baja.

A diferencia de México, Grecia y Estados Unidos, en Alemania los votantes no eligen directamente al canciller, es el nuevo parlamento quien lo elige. Este nuevo parlamento debe reunirse a más tardar un mes después de la votación, para elegir al canciller. Cabe destacar que para formarse un gobierno es necesario tener más del 50 por ciento de los asientos en el parlamento, por lo cual una vez ganadas las elecciones comienzan las coaliciones entre partidos. Generalmente el partido con el mayor número de asientos es el que logra formar una coalición.

Es importante mencionar que hasta ahora, CDU ha ganado en tres ocasiones la mayoría de los asientos de la cámara baja, razón por la cual Angela Merkel ha estado en el gobierno 12 años consecutivos. En Alemania no hay límite de términos que un canciller puede estar en el cargo, aunque ninguno ha superado los 16 años de gobierno.


La autora es Economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.