El Utilitarismo Político se impone a la honestidad
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El Utilitarismo Político se impone a la honestidad

COMPARTIR

···
Monterrey

El Utilitarismo Político se impone a la honestidad

OPINIÓN.Mientras miembros de los partidos Republicano y Demócrata se culpan unos a otros de no haber aceptado el presupuesto y haber causado la suspensión de actividades federales del gobierno de EU, la verdad es que se trata de una jugada del partido Republicano.

DESDE TEXAS….​Javier Amievajavier.amieva@hispanicinternational.com
22/01/2018

Es cierto. El utilitarismo político se impone a la honestidad aunque ello no quiere decir que los políticos norteamericanos borren de su vocabulario palabras como “compasión, ayuda, preocupación por los jóvenes, América primero y/o seguridad fronteriza”, y otros cuentos chinos, parafraseando a Andrés Oppenheimer. El Sr. Trump, hace unos meses declaró: “los jóvenes soñadores me preocupan mucho”; hoy este grupo de inocentes – hablando en términos jurídicos-, se han convertido en moneda de cambio, y así otras acciones utilitarias han desembocado en un punto que afecta al país, y primero al país norteamericano antes que a ningún otro.

Así as cosas, mientras miembros de los partidos Republicano y Demócrata se culpan unos a otros de no haber aceptado el presupuesto y haber causado la suspensión de actividades federales del gobierno de Estados Unidos (EU), la verdad es que se trata de una jugada del partido Republicano para acusar a unos cuantos Demócratas que se necesitan en el senado para poder aprobar el presupuesto que por supuesto incluye 18 mil millones de dólares para la construcción del muro con México y de DACA.

Muchos comunicadores en el mundo, se han equivocado – porque son personas decentes y de buena Fe-, al analizar el primer año de la administración Trump diciendo que no ha pasado nada;” seguimos sin muro y con TLC; y es cierto, pero también es cierto que o no tienen el panorama completo, se trata de una fotografía en medio del huracán, una imagen fija donde simplemente no ha llegado el tsunami. Cuando un hecho es consumado, ya no hay remedio y no debemos esperar a una situación irreversible para pensar que algo ha pasado; pero como en los tsunamis, hoy las aguas se ven “calmadas”, parece que todo fueran amenazas y “bulling”; pero las aguas ya retrocedieron, la calma es tan solo la que precede la tormenta y la muestra es que ya está aquí un nuevo paro a las actividades gubernamentales que afectaran a millones de familias, empresas proveedoras del gobierno federal, importadores y exportadores que hacia y desde EU, y por supuesto a 800 mil “dreamers” que están en la verja de ser deportados.

“No más discusiones en materia migratoria mientras no haya presupuesto aprobado”, declaró el presidente Trump. Por supuesto una vez obtenidos los 18 mil millones de dólares que pide para el muro – y que se estima podría costar hasta seis veces dicha cantidad-, y así, seguirán las presiones para terminar con todos los programas de refugio temporal como el que ha concluido para diversos países de centro y Sudamérica –el TPS- , cambiar a una reforma migratoria que termine con las oportunidades de camino hacia la ciudadanía es meta trazada por la actual administración. Es cierto que el estatus de protección del TPS es claro que es temporal, pero también es cierto que las condiciones que dieron lugar a esa forma de otorgamiento de “refugio” no han terminado, por el contrario.

Los republicanos no pueden culpar a los Demócratas del “apagón” temporal o “shutdown”, porque muchos demócratas trabajaron incansablemente en forma bipartidista para presentar presupuestos realistas, generosos y hasta podían ser tachados de actuar en contra de la vida política de los Demócratas; pero es el senado que está controlado por los Republicanos es quien no ha llegado a un acuerdo.

Es posible que el apagón del presupuesto sólo dure el fin de semana, ya se convocó a votar el lunes a la una de la mañana a los legisladores, pero podría ser como en el 2013, que los Republicanos, especialmente Ted Cruz, quienes arrastraron a la nación a un paro de dos semanas y pérdidas por 17 mil millones de dólares que afectaron a la salud y los bolsillos de millones de trabajadores, que son “daños colaterales” para los políticos que trabajan convenientemente y sin que su nómina sea afectada por el apagón, desde Washington; por ley, ni al presidente ni a los legisladores podrá afectar en forma alguna. Así as cosas, gracias por escuchar mi opinión y tomar nota, mi apreciado lector.

El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.

,
Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.