Monterrey

El sector manufacturero se recupera

OPINIÓN. La depreciación del tipo de cambio que ha sufrido el peso es el factor que más ha contribuido a un mejor desempeño del sector manufacturero, aunque existen riesgos latentes hacia adelante.

VISIÓN ECONÓMICA
Jesús Garza
jgarzagg@gmail.com
16 marzo 2017 9:23 Última actualización 16 marzo 2017 9:24
Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) publicó esta semana el indicador de la producción industrial para el mes de enero. La producción industrial cayó en enero 0.1 por ciento en su comparativo anual. Al interior del indicador se observan caídas en los sectores de la minería, que incluye la producción de crudo (-1.0 por ciento), y de la construcción (-1.0 por ciento). Con este resultado la minería registra 32 meses consecutivos de contracción y no se observa un cambio en esta tendencia. La producción de crudo continúa disminuyendo y la falta de inversión pública en exploración y extracción de petróleo sugieren que este sector permanecerá en números rojos.

Por el lado de la construcción, la relacionada con la edificación cayó 1 por ciento mientras que la relacionada con infraestructura (obras públicas) continúa decepcionando (-11.1 por ciento). Los recortes al gasto público del gobierno federal continúan afectando negativamente a la inversión pública.

Sin embargo, las buenas noticias provienen del sector manufacturero que registra cierta recuperación (+4.3 por ciento). De hecho, el sector manufacturero muestra su segundo mes consecutivo de crecimiento mensual (cifras ajustadas por estacionalidad).

La depreciación del tipo de cambio que ha sufrido el peso es el factor que más ha contribuido a un mejor desempeño del sector manufacturero (abaratando los productos finales), aunque existen riesgos latentes hacia adelante.

El riesgo más relevante para dicho sector es la incertidumbre sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con el vecino país.

Ello ya ha perjudicado a las decisiones de inversión en diversos sectores de la economía nacional. En contraste, la industria en los Estados Unidos parece entrar en una etapa de expansión, lo que sustentaría un incremento en la demanda por bienes intermedios mexicanos.

Recordemos que las exportaciones de bienes intermedios nacionales están muy ligados a la producción industrial del vecino país. Según los últimos datos de las expectativas del sector manufacturero de EUA (PMI por sus siglas en inglés), se espera una aceleración en la producción manufacturera de ese país.

El último dato del PMI registró un nivel de 57.7 puntos (arriba de 50 puntos indica una expansión), su mayor nivel desde agosto de 2014.

Lo anterior debe apoyar a las exportaciones manufactureras de la región noreste del país. Según los últimos datos del INEGI para las entidades federativas (mes de noviembre de 2016), el sector manufacturero creció fuertemente (+10.4 por ciento) en Nuevo León, su mayor tasa de crecimiento del año. Por otro el dicho sector aumentó 7 por ciento anual en Coahuila mientras que en Tamaulipas el sector manufacturero se expandió 0.2 por ciento.

El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.