El reino mágico de la tecnología
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El reino mágico de la tecnología

COMPARTIR

···

El reino mágico de la tecnología

Las tecnologías modernas de persuasión indican que el comportamiento se activa cuando la motivación, el grado de facilidad y la disponibilidad se presentan simultáneamente, teniendo cualquiera de ellas un efecto multiplicativo.

Opinión MTY Pasión por el Talento ®️ José Antonio Cárdenas Marroquín
08/08/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
José Antonio Cárdenas.Fuente: Cortesía

“No creo que haya alguna montaña que no pueda ser escalada por un hombre que conoce el secreto para hacer sus sueños realidad; ese secreto tiene cuatro Cs: Curiosidad, Confianza, Coraje y Constancia.” — Walt Disney.

Recientemente mi familia regresó de visitar los parques en el estado norteamericano de Florida. La vivencia de chicos y grandes fue mucho más allá de la magia de los personajes de Walt Disney; estuvo fincada en la creatividad del uso de la tecnología y el manejo de los grandes datos para magnificar la experiencia desde el momento de entrar en este mundo del entretenimiento. ¿Puede la tecnología influir y anticiparse a tus deseos y expectativas en tiempo real?

En el caso del mundo de Disney el secreto gravita en una “banda mágica” proporcionada a los visitantes. Estas bandas se comunican con miles de sensores que permiten flujos de información con cientos de sistemas alojados en la colosal computadora del parque temático. Toda esta tecnología está diseñada para proporcionar una experiencia sin precedentes facilitando el tránsito y optimizando el tiempo efectivo de entretenimiento. De la misma manera, incrementa el deseo impulsivo de disfrutar de toda la oferta disponible: alojamiento, regalos, alimentos, conciertos.

Las tecnologías modernas de persuasión indican que el comportamiento se activa cuando la motivación, el grado de facilidad y la disponibilidad se presentan simultáneamente, teniendo cualquiera de ellas un efecto multiplicativo. Aun cuando el visitante no está totalmente motivado para participar en un evento de esparcimiento, la facilidad de acceso y la inmediatez logran que la persona se “enganche” al menor impulso. ¿Estamos hablando de manipular una de las conductas más nobles del ser humano?

Después de una ligera demora en una de las atracciones, recibes un mensaje de voz en tu teléfono por parte de uno de los personajes disculpándose e invitándote a regresar. No es ya imperativo distraerte tomando fotografías, porque decenas de fotógrafos y cámaras convenientemente localizadas las harán llegar a tu correo electrónico. Así mismo, no requieres cargar dinero o tarjetas de crédito durante tu estancia: tu “banda mágica” hará el trabajo por ti. En suma, el sistema de monitoreo sabe en donde estás, que estás haciendo y, con gran certeza, que necesitas o deseas hacer; en un instante movilizará al equipo de apoyo del parque para reducir tu tiempo de espera - tiempo muerto para consumir comida o artículos promocionales- y conducirte a la siguiente atracción o evento.

Los limites los establecen la imaginación y creatividad de los líderes del Reino Mágico: próximamente podrás ordenar tus alimentos en camino al hotel, en donde te recibirán por tu nombre con la mesa y la comida lista. Ya están manipulando experimentalmente con huellas digitales y reconocimiento facial, pero el proyecto “Experiencia Próxima Generación” de Disney”, está considerando personalizar la estancia utilizando, además de los hábitos históricos en cuanto a preferencias, reacciones individuales faciales y corporales registradas durante visitas previas, tecnología utilizada hoy en salas de cine de avanzada.

¿En qué etapa de transformación digital estamos en Nuevo León? Es evidente que una nueva frontera se presenta para todo tipo de negocios, productos y mercados por lo que ya algunas empresas de vanguardia están trabajando ya en instalar la cultura digital en individuos y organizaciones como una nueva forma de vida: agilidad para aprender, adecuar y adoptar, actuando en consecuencia.

El autor es Socio Director de Autodirección y Aprendizaje, SC. y Consejero de Eriac Capital Humano; Maestro en Administración de Tecnología por el MIT, Maestro en Recursos Humanos por la Universidad de Utah y Doctor en Innovación Educativa por el ITESM.

Opine usted: jac@autodireccion.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.