El precio del oro durante 2017
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El precio del oro durante 2017

COMPARTIR

···
Monterrey

El precio del oro durante 2017

OPINIÓN. El incremento en las tensiones geopolíticas entre el gobierno de Estados Unidos, con sus similares en Corea del Norte, Rusia y Turquía, elevaron la demanda del metal precioso.

ENTORNO MACRO-ECONÓMICO​Gabriela Sillergsiller@bancobase.com
21/12/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Como se esperaba, el año se caracterizó por episodios de mayor incertidumbre y escenarios que impulsaron la volatilidad y aversión al riesgo. Ante esto, el oro se perfila para terminar el año con ganancias, al mostrar un incremento en su precio de 9.85 por ciento a mitad de diciembre, cotizando en mil 265.83 dólares por onza.

A diferencia de 2016, el 2017 se caracterizó por una mayor incertidumbre política y geopolítica a nivel global, lo que causó que la demanda de los metales preciosos como activos refugio fuera impulsada. Las negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea trajeron consigo incertidumbre relacionada con la administración de Teresa May, lo que llevó a la Primer Ministro a convocar elecciones para intentar reafirmar su poder. No obstante, los resultados de la elección provocaron que el Partido Conservador, al que pertenece Theresa May, perdiera su mayoría absoluta, obligándola a alcanzar un acuerdo con el Partido Unionista Democrático de Irlanda para formar gobierno.

Otro factor que elevó la aversión al riesgo en los mercados de Europa, fueron las elecciones presidenciales en Francia, Alemania y Holanda, países en donde también se observó un incremento en los movimientos populistas de extrema derecha. Sin embargo, dichos movimiento fracasaron, lo cual evitó que el oro continuara subiendo. Finalmente, en Europa, la tensión política en Cataluña incrementó la aversión al riesgo de manera momentánea, debido al movimiento independentista que se observó en la región. No obstante, el principal catalizador de incertidumbre y aversión al riesgo estuvo relacionado con el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su administración.

En Estados Unidos, las políticas proteccionistas de la administración de Trump y sus posibles efectos sobre la economía global, así como la pérdida en la credibilidad de su administración tras los escándalos políticos relacionados con Rusia y el fracaso de algunas de sus principales promesas de campaña, causaron el aumento en la demanda del oro como activo refugio. Asimismo, el incremento en las tensiones geopolíticas entre el gobierno de Estados Unidos, con sus similares en Corea del Norte, Rusia y Turquía, elevaron la demanda del metal precioso.

Cabe mencionar que durante el año también hubo factores que limitaron los incrementos en el precio del oro, como un crecimiento económico superior al esperado. Asimismo, otro factor que limitó las ganancias del oro durante el 2017, fue un cambio en las posturas de política monetaria de los principales Bancos Centrales a nivel mundial, de acomodaticia a más restrictiva, lo que llevó a la Reserva Federal a incrementar su tasa de referencia en 3 ocasiones en 25 puntos base cada una de un rango entre 0.5 a 0.75 por ciento a uno entre 1.25 a 1.5 por ciento. Por su parte, el Banco de Inglaterra decidió incrementar, por primera vez desde 2007, en 25 puntos base su tasa de referencia llevándola a un nivel de 0.50 por ciento, mientras que el Banco de Canadá aumentó su tasa de referencia en dos ocasiones de 0.50 a 1.0 por ciento. Finalmente, el Banco Central Europeo extendió por nueve meses más su programa de compra de bonos, pero redujo el monto a 30 mil millones de euros mensuales y dejaron la puerta abierta para una extensión del programa.

Se espera que el 2018 siga cargado de incertidumbre y que se observen nuevos escenarios que impulsen la volatilidad y la aversión al riesgo en los mercados financieros globales, a pesar de que es probable que el crecimiento económico a nivel global sea más acelerado. Asimismo, el mercado continuará atento al desarrollo de la reforma tributaria estadounidense, ya que los metales preciosos han estado fluctuando en torno las expectativas sobre su aprobación. Cabe destacar que si la reforma tributaria es aprobada, los beneficios que ésta generaría sobre la economía y los efectos en la inflación de Estados Unidos provocarían que la demanda por oro como activo de inversión retroceda. Es probable que durante el 2018 el oro cotice en un rango entre mil 200 y mil 380 dólares por onza. Debido a que la extensión y el alcance de las tensiones geopolíticas no puede ser predicha, de observarse un escenario que aumente de manera significativa la aversión al riesgo, el oro podría cotizar por arriba de los mil 400 dólares por onza.

La autora es Economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

,
Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.