Monterrey

El peso por fin parece recuperarse

Opinión. Ante las perspectivas de que Hillary Clinton sea la ganadora de la carrera presidencial de los Estados Unidos y la recuperación del precio del crudo, esperemos que el peso comience a apreciarse.
VISIÓN ECONÓMICA

JESÚS GARZA
​jgarzagg@gmail.com
13 octubre 2016 10:1 Última actualización 13 octubre 2016 10:2
Jesús Garza

Jesús Garza

Los recientes escándalos que han perjudicado al candidato republicano
Donald Trump han ayudado a la recuperación de la moneda nacional.

Desde el primer debate presidencial en el vecino país (el 26 de
septiembre) el peso se ha apreciado en 5.1 por ciento (la moneda emergente que más se ha beneficiado).

Resulta interesante recordar que durante los dos debates presidenciales, el peso presentó una apreciación (en ambos debates se percibió que la ganadora fue la demócrata Hillary Clinton).

Ante estos acontecimientos, la consultora política estadounidense
FiveThirtyEight
indica que Hillary Clinton en este momento tienen una
probabilidad de ganar de alrededor de 84 por ciento por 16 por ciento
de Donald Trump. Con menos de un mes para las elecciones del vecino
país, solo un acontecimiento extraordinario podría cambiar el curso de la historia en este momento. Ello, además de la recuperación de los precios del crudo son buenas noticias para la moneda nacional.

Recordemos que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió recortar la producción de petróleo recientemente. Rusia en días recientes apoyó este acuerdo que ha resultado en que el precio del Brent alcance los 53 dólares por barril,
su nivel más alto en más de un año.

Lo anterior son buenas noticias para países exportadores de petróleo.
Para México, es un alivio para las finanzas públicas ante los recortes anunciados al gasto público, que están afectando la inversión en el país.

Así, ante las perspectivas de que Hillary Clinton sea la ganadora de la
carrera presidencial de los Estados Unidos y la recuperación del precio del crudo, esperemos que el peso comience a apreciarse. Por fin buenas noticias, después de que la moneda llegara a romper la barrera de los 20 pesos por dólar apenas hace un par de semanas. Además de ello, y ante la creciente probabilidad de una subida de tasas en diciembre por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos, no descartemos que el Banco de México reaccione acorde y también suba la tasa de interés objetivo en el mismo mes (la inflación continúa acelerándose). Ello también ayudaría a atraer flujos de capitales y apoyar aún más a la moneda nacional.

Así, peso pudiese estar en un periodo de recuperación después varios
años de alta volatilidad cambiaria que ha resultado en una persistente
desvalorización de la moneda. La creciente probabilidad de que el partido demócrata gane las elecciones del vecino país y la recuperación de los precios del crudo son muy buenas noticias para el peso mexicano.

* El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.