Monterrey

El miedo a Trump

Opinión.  De acuerdo a palabras de Rosario Marín, ex secretaria del Tesoro de EU y miembro del partido republicano, Trump apela a los peores sentimientos de las personas.
ENTORNO MACROECONÓMICO

GABRIELA SILLER
​gsiller@bancobase.com
13 octubre 2016 9:38 Última actualización 13 octubre 2016 9:47
Gabriela Siller

Gabriela Siller

Cualquiera que diga que el tipo de cambio no depende de las elecciones de Estados Unidos probablemente no ha seguido su evolución durante los últimos meses. Por supuesto, el proceso electoral de EU no es el único determinante del tipo de cambio, pero sí es el que ha generado los mayores movimientos.

En mayo, cuando Donald Trump quedó como candidato virtual del
partido Republicano, el tipo de cambio se subió casi 20 centavos, en un horario de operación que se considera cerrado para América.

Desde esa fecha las posiciones especulativas netas en contra del peso
se llegaron a incrementar hasta 300 por ciento en el mercado de Futuros de Chicago, lo cual también se vió reflejado en múltiples máximos históricos del tipo de cambio.

Después, ante las declaraciones de Trump sobre que Obama era el
responsable de la masacre de Orlando, el tipo de cambio reaccionó
subiendo 10 centavos, a pesar de que el mundo sabía que su aseveración era ilógica.

Antes del primer debate en Estados Unidos se esperaba que Donald
Trump “acabara” con Hillary Clinton, debido a que el temperamento de
Trump parecía estar hecho para debatir.

Como consecuencia, el tipo de cambio alcanzó un máximo histórico de 19.93 pesos por dólar. Sin embargo, ya conocemos la historia de las múltiples interrupciones y argumentos sin fundamento y viscerales que hizo Trump, provocando que la mayoría le diera el triunfo a Clinton y
propiciando ¡una disminución de 50 centavos en el tipo de cambio!.

Un día antes del segundo debate, un grupo importante de republicanos
le dio le espalda a Trump. El resultado se dejó ver unas cuantas horas después, cuando el tipo de cambio bajaba de 19 pesos por dólar, nivel psicológico importante que no se veía desde el pasado 13 de septiembre.

¿Por qué tememos tanto a Trump? Para la economía mexicana es obvio, por las amenazas que ha lanzado acerca de renegociar el TLCAN y construir un muro en la frontera con dinero de México. Sin embargo, el miedo no es sólo de los mexicanos sino de una parte importante del mundo. De acuerdo a palabras de Rosario Marín, ex secretaria del Tesoro de EU y miembro del partido republicano, Trump apela a los peores sentimientos de las personas: miedo,
resentimiento, discriminación. Sin embargo, la razón puede ir más allá:
el uso de la libertad.

Ambos candidatos tienen propuestas (no sólo económicas) que pueden afectar a parte de la población. No obstante, Trump parece tomar la libertad al decir “vamos a construir”, “vamos a renegociar”, “vamos a atacar”, sin dar opción a los ciudadanos a elegir. Trump habla como un dictador en potencia y eso es lo que lo hace la opción más peligrosa para el mundo.

* La autora es economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.