Monterrey

El mercado laboral continúa sólido, ¿pero por cuánto tiempo?

Opinión.  La incertidumbre sobre el dinamismo de la economía nacional el próximo año tendrá un impacto negativo sobre el empleo.
VISIÓN ECONÓMICA

JESÚS GARZA
jgarzagg@gmail.com
01 diciembre 2016 11:17 Última actualización 01 diciembre 2016 11:29
Jesús Garza

Jesús Garza

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) publicó esta semana las cifras de desempleo en octubre. El desempleo se ubicó en 4.4 por ciento, por debajo de 5.4 por ciento registrado en septiembre, y su nivel más bajo desde marzo. El promedio del año es de un desempleo de 4.7 por ciento, comparado con 5.1 por ciento en 2015, y por debajo del promedio de 5.7 por ciento desde 2010 (enero 2010-octubre 2016).

Asimismo, de acuerdo al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el empleo formal ha crecido en 4 por ciento anual de enero a septiembre de este año. Solo en septiembre de este año se crearon 160 mil 175 nuevos empleos, comparado con 117 mil empleos creados en septiembre del año pasado. En lo que va del año se han creado 742 mil empleos formales, de los cuales 605 mil se consideran permanentes, la mayoría relacionados con el sector de los servicios.

El sector de los servicios continúa siendo el principal que contribuye al
crecimiento del empleo. Ello se ha reflejado en el crecimiento de la economía, donde una inflación baja ha contribuido a un aumento en poder adquisitivo de las familias, reflejada en un mayor gasto que ha acelerado a dicho sector.

En la región noreste del país el desempleo en octubre reportó tasas de
4.2, 4.6 y 4.6 por ciento para Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, respectivamente. En este rubro destaca la entidad de Nuevo León, que reporta un promedio de desempleo en lo que va del año de 4.2 por ciento (4.7 por ciento nacional), comparado con un desempleo de 4.6 por ciento en 2015 (5.1 por ciento nacional). Si bien en el mercado laboral ha experimentado un crecimiento sólido existen riesgos de
una desaceleración hacia el futuro.

Primero, los recortes fiscales que afectan a la inversión en el sector de
la construcción comenzarán a perjudicar al mercado laboral. Aunado
a ello, la incertidumbre sobre el dinamismo de la economía nacional
el próximo año tendrá un impacto negativo sobre el empleo. Varios organismos internacionales e instituciones privadas ya han disminuido
sus pronósticos de crecimiento para el país el próximo año. Todo ello sin saber a ciencia cierta las políticas económicas que se promuevan en los Estados Unidos que pudiesen impactar al sector industrial nacional.

Para la región noreste del país este escenario no es nada alentador. La mayoría de las maquiladoras (exportadoras de manufacturas) se ubican en el norte del país. Las maquiladoras en el noreste del país emplean a más de 700 mil personas (Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas), según cifras del INEGI.

En estas tres entidades estos empleos representan el 19.6, 11.7 y 13.8 por ciento del total para Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, respectivamente.

Las próximas noticias sobre el comercio internacional provenientes de
nuestro vecino del norte serán sumamente importantes para determinar el futuro del mercado laboral nacional.

* El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en
el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.