Monterrey

El maravilloso espíritu del Black Friday y el Dragón Chino

OPINIÓN. Bloomberg, el emporio noticioso dice que deberíamos estar preocupados de los cambios en los grandes almacenes; ya que serán sustituidos por los nuevos esquemas de venta en línea y la nueva logística de entrega.
DESDE TEXAS...
Javier Amieva
javier.amieva@hispanicinternational.com
27 noviembre 2017 10:25 Última actualización 27 noviembre 2017 10:25
Javier Amieva, analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos..

Javier Amieva, analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.

Los almacenes minoristas del viernes negro en Estados Unidos (EU) o en México con El Buen Fin, buscan extender el momento del optimismo que cambiara completamente la forma de hacer negocios en los próximos años.

Es cierto, hoy estamos ocupados para saber en dónde pone su dinero, su aguinaldos y los presupuestos los consumidores tradicionales, hoy lo que pasaba en los Black Friday es emulado por programas como El Buen Fin; sin embargo, la forma de cómo lo veremos en los próximos años cambiará sin lugar a dudas, tan sólo preguntémosle a Amazon y a Alibaba.

Bloomberg, el emporio noticioso dice que deberíamos estar preocupados de los cambios en los grandes almacenes; ya que serán sustituidos por los nuevos esquemas de venta en línea y la nueva logística de entrega, que está engullendo fronteras y negocios gigantescos de la talla de Macy’s, que hoy pelea por salvar parte de sus negocios de Amazon, Alibaba y otros formatos de negocios de plataforma.

“A medida que los compradores del Black Friday llegan a las tiendas este fin de semana, los minoristas están experimentando algo que ha escaseado: el optimismo”, dice Bloomberg.

Las cadenas denominadas “de ladrillo y cemento” o almacenes, vienen de una temporada de ganancias generalmente positiva, con compañías como Wal-Mart Stores Inc., viendo que sus acciones alcanzan niveles récord.

Mire, los 11.056 mil millones de dólares en ganancias de Alibaba son 55 por ciento mayores que las ganancias combinadas en el año fiscal más reciente del minorista más grande del mundo, Wal-Mart Stores Inc. (4.57 mil millones de dólares en ganancias), el minorista en línea más grande del mundo por ventas web, Amazon (596 millones de dólares), y el operador de mercado en línea líder de América del Norte, eBay Inc. (1,947 millones de dólares).

Los minoristas ahora están llevando ese espíritu de Black Friday o El Buen Fin, que tradicionalmente marca el inicio a la temporada de compras navideñas. Si bien el evento ha perdido parte de su alboroto en los últimos años, probablemente habrá multitudes más pequeñas y menos compradores peleando, como lo fue, televisores de pantalla grande, las tiendas apuntan a aprovechar el impulso pero las ventas de comercio electrónico han comenzado con fuerza esta temporada de fiestas.

Y aunque los clientes tradicionales apuntan a comprar en los almacenes, las nuevas generaciones ya ni siquiera ven la televisión que promueve dichas ventas.

“Los clientes de hoy quieren ir a una tienda: las vistas, los olores, los sonidos”, dijo el presidente ejecutivo de Macy’s, Jeff Gennette, en una entrevista con Bloomberg Television.

“Solo puedes tener eso en una tienda departamental es una oportunidad única que tenemos; sin embargo las ventas online van este año 20 por ciento arriba que en 2016”.

La Federación Nacional de Minoristas en EU, proyecta que alrededor de 164 millones de consumidores, el 69 por ciento de los estadounidenses, comprarán en las tiendas o en línea durante el fin de semana de Acción de Gracias.

Aunque Black Friday todavía tiene un fuerte simbolismo dentro de la industria, los consumidores se han vuelto menos leales a las promociones del evento.

En cambio, gastan más de sus presupuestos navideños antes o después del Día de Acción de Gracias y especialmente en línea mediante modelos analizados, no de impulso y con toda una gama de herramientas que les permitirá efectuar “compras inteligentes”.

“Se espera que el gasto total estas vacaciones aumente hasta en un 4 por ciento con respecto al año pasado, impulsado por el bajo desempleo y el aumento del valor de las viviendas. Las compras ascenderán a aproximadamente 680 mil millones de dólares en noviembre y diciembre”, según estimaciones de la asociación de minoristas con sede en Washington. Y Amazon por supuesto, está preparado para ser uno de los ganadores; Amazon representa alrededor del 44 por ciento de las ventas minoristas de comercio electrónico en los Estados Unidos.

Pero aun así, las ventas por Internet representan menos del 12 por ciento del total de compras minoristas durante las festividades en EU y significa que todavía hay muchas oportunidades para que prosperen las cadenas y esquemas tradicionales; pero el cambio pudiera ser tan rápido que no nos demos cuenta ni por donde viene.

¿Y Usted estimado lector que comprará este CiberMonday?


El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.