Monterrey

El INE se ha vuelto un Headhunter

OPINIÓN. Ahora cada OPLE, de cada entidad federativa, se integra por siete consejeros o consejeras. Por lo tanto, desde 2014, el INE ha ejercido la facultad de reclutar a 224 perfiles, además de estar cubriendo continuamente las plazas que van quedando vacantes.
OPINIÓN ACADÉMICA TECNOLÓGICO DE MONTERREY
Eduardo Gaona
08 enero 2018 13:13 Última actualización 08 enero 2018 13:13
Dr. Eduardo Gaona-Domínguez

Dr. Eduardo Gaona-Domínguez

En otro esfuerzo por consolidar la democracia mexicana, particularmente al tratar de impedir la injerencia ilegal de poderes públicos o de facto en las decisiones que corresponden a los organismos públicos locales electorales (OPLE), la reforma constitucional de 2014 centralizó en el Instituto Nacional Electoral (INE) la facultad de integrar a los 32 consejos generales de esos OPLE; facultad antes detentada por los congresos locales.

Ahora cada OPLE, de cada entidad federativa, se integra por siete consejeros o consejeras. Por lo tanto, desde 2014, el INE ha ejercido la facultad de reclutar a 224 perfiles, además de estar cubriendo continuamente las plazas que van quedando vacantes. Este ejercicio de poder no es cosa menor, el INE se ha vuelto un Headhunter del arbitraje electoral local.

La misión de un Headhunter es encontrar en el mercado el perfil profesional más capaz para ejercer las funciones y enfrentar los retos de una organización; de ese tamaño es ahora la responsabilidad del INE frente a las particularidades de cada entidad federativa. Si los OPLE rinden buenas cuentas a la ciudadanía, el INE también saldrá bien evaluado a nivel nacional.

Por el contrario, el hecho de que el consejo de un OPLE no se integre con los mejores perfiles puede ser problemático para resolver asuntos políticos, operativos y electorales de una determinada región. Según datos del propio INE, se han presentado un número importante de denuncias buscando remover a consejeros electorales locales de sus puestos. Algunas de las causas alegadas por los denunciantes:
parcialidad de los consejeros en el ejercicio de funciones, incumplimiento al garantizar la paridad de género, desacato a sentencias, incumplimiento en el procedimiento para la emisión del voto de mexicanos residentes en el extranjero, entre otras.

Por supuesto, siempre habrá inconformes que impugnen las decisiones de los consejeros locales, es natural que pidan algunas de sus cabezas.

Sin embargo, si la integración de estos consejos no se hace estratégicamente —respondiendo al contexto político y a los retos de cada entidad— las probabilidades serán mucho mayores de que surja desconfianza entre el electorado, se urdan fraudes, exista falta de legitimidad hacia las instituciones y hacia los vencedores, se generen conflictos post electorales o haya ausencia de elecciones libres y auténticas. Así que, lo anterior sería una prueba para saber si la labor del Headhunter electoral fue eficiente.

Como parte de su estudio, Gaona-Domínguez (2017) presenta algunos resultados en relación a las designaciones que ha hecho el INE. Se obtuvo información del perfil de 231 consejeros y consejeras electorales de los 32 OPLE, en el periodo octubre 2014 - mayo 2017. Estas variables no pretenden ser exhaustivas, solo complementan una radiografía del perfil de consejeros y consejeras que al día de hoy tenemos en México.

1.- Hombres/mujeres que integran los consejos. 52 por ciento son mujeres contra un 48 por ciento de hombres.
2.- Quién preside. 53 por ciento hombres presiden los consejos contra un 47 por ciento de mujeres.
3. -Rangos de edades. El 34 por ciento se encuentra entre 30-39 años; el 50 por ciento entre 40-49 años; un 12 por ciento se encuentra entre los 50-59 años.
4.- Grado de estudios. El 55 por ciento de la muestra cuenta con estudios a nivel maestría, el 30 por ciento sólo con estudios de licenciatura y un 15 por ciento cuenta con un doctorado.
5.- Experiencia. El 60 por ciento de los consejeros cuentan con experiencia amplia, es decir, además de haber sido servidores públicos también se han desempeñado en otras labores. En cambio, un 36 por ciento sólo cuenta con experiencia en el ámbito público.
6.- Especialidad. El 65 por ciento sólo se ha especializado en un área particular del conocimiento (abogacía, por ejemplo), el 29 por ciento se ha especializado en dos o más áreas del conocimiento.
7.- Internos o externos. 48 por ciento de los integrantes proviene del mismo OPLE para el que fueron designados (consejeros internos). El 53 por ciento es gente que no tuvo relación laboral con ese OPLE (consejeros externos).

No debe existir un modelo único para tratar de integrar los consejos locales. El INE debe hacer un análisis profundo de las problemáticas y escenarios que están presentes en cada entidad, para luego buscar reclutar los mejores perfiles, aquellos que sean más capaces para responder a los retos, problemáticas y presiones de cada contexto. Pronto lo sabremos. La prueba del Headhunter ya ha comenzado, el proceso electoral 2017-2018 ha dado pasavante.

El autor es es profesor del Departamento de Derecho del ITESM, Campus Monterrey. Su correo es: egaona@itesm.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.
Sign up for free