El error de octubre y los que vienen
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El error de octubre y los que vienen

COMPARTIR

···

El error de octubre y los que vienen

La semana pasada escribí sobre los riesgos que enfrenta la economía nacional, el aumento de tasas de la Reserva Federal en los Estados Unidos, las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y los precios del crudo.

Opinión MTY Visión Económica Jesús Garza
01/11/2018
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Jesús GarzaFuente: Cortesía

Estimados lectores, esta semana me sorprendió la decisión del gobierno entrante. Lo resumo con lo que dijo el Financial Times en Londres: “esta decisión…será recordada como la más estúpida que haya hecho algún presidente en la historia económica”. Y no es para menos. La semana pasada escribí sobre los riesgos que enfrenta la economía nacional, el aumento de tasas de la Reserva Federal en los Estados Unidos, las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y los precios del crudo. Hablé de tres riesgos innecesarios que se habría de limitar para no perjudicar a la economía nacional. Desgraciadamente, se materializó el primero. ¿Por qué es importante?

Porque se manda una señal muy adversa a los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, que sus inversiones en el futuro estarán a escrutinio del pueblo. No es de sorprender que el tipo de cambio superó la barrera de los 20 pesos por dólar, la Bolsa cayó más de cuatro por ciento y el riesgo país aumentó. Lo insólito es que todos sabíamos (bueno casi todos) que esta decisión ocasionaría un problema económico en el país. Ahora, quedan dos riesgos muy importantes por analizar.

El primero, la construcción de la nueva refinería. Ya no me queda duda que se dará luz verde a la misma. Les anticipo lo que sucederá. Como vimos con las calificadoras Fitch y Moody´s la semana pasada, Pemex tiene deuda en dólares y al dejar de exportar crudo sus ingresos serán solamente en pesos. Lo anterior provocará una siguiente desvalorización de la moneda y el incremento en el riesgo país.

El tercer riesgo, que tampoco me queda duda que se materializará, será la falta de recursos para financiera el gasto público en el próximo año. No hay claridad de donde se obtendrán los recursos para financiar alrededor de 500 mil millones de pesos en gastos adicionales. Lo anterior se magnifica con la reducción de los impuestos en la frontera del país. Ello generará desequilibrios fiscales que los agentes económicos, racionales, castigarán. Caída en la Bolsa de Valores, aumento del riesgo país y la consecuente depreciación del tipo de cambio.

Parece broma, pero no lo es. A raíz de estas “ocurrencias” esperemos un aumento de tasas de interés, Banxico ya tomará en cuenta la depreciación del tipo de cambio para aumentar tasas antes de lo esperado. Por ende, la economía crecerá menos de lo esperado y con falta de recursos fiscales para impulsarla el próximo año. Como he dicho en ocasiones anteriores, no me gusta ser pesimista, la solución debiera ser blindar las finanzas públicas aumentando la base de contribuyente (homologar el IVA).

Desgraciadamente, como todo en este país, los intereses políticos superarán a los del país.

El autor es director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Opine usted: jgarzagg@gmail.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.