Monterrey

El efecto Trump en el sector inmobiliario

OPINIÓN. La frontera de México-Estados Unidos es el cruce fronterizo con mayor flujo humano a nivel mundial con un millón de personas por día y 1,400 millones de dólares diarios de comercio de mercancías.
Jorge Paredes Guerra| Mundo Inmobiliario
01 febrero 2017 10:34 Última actualización 01 febrero 2017 10:34

La llegada de Trump a la Casa Blanca vaya que ha sacudido las conciencias en todo el mundo y particularmente a nosotros los mexicanos que somos su villano favorito. En nuestra memoria y de los historiadores nunca había existido una afrenta o agresión similar salvo la invasión y la guerra con los Estados Unidos de 1847 donde al final perdimos la mitad del territorio nacional.

El efecto monetario desde que inició Trump los ataques hacia México lo vemos en la depreciación del Peso Mexicano que ha sido de un 28%.

Los inversionistas mexicanos que han adquirido bienes raíces en los Estados Unidos los cuales principalmente son condominios en diferentes ciudades que por sus atracciones turísticas como McAllen, la Isla del Padre, San Antonio, Houston, San Diego o Miami, algunos ya están pensando seriamente en vender dichos inmuebles por los agravios que hemos sido objeto o por los elevados costos de mantenimiento y el alto costo del impuesto predial.

Las relaciones económicas a lo largo de la frontera de México y los Estados Unidos son intensas; las tenemos en ciudades vecinas como Tijuana-San Diego, Ciudad Juarez-ElPaso, Laredo-Nuevo Laredo, Reynosa-McAllen y Matamoros-Brownsville.

La frontera de México-Estados Unidos es el cruce fronterizo con mayor flujo humano a nivel mundial con un millón de personas por día y mil 400 millones de dólares diarios de comercio de mercancías. De tal forma que existen decenas de miles de mexicanos que trabajan en EU y viven en México o a la inversa empleados o empresarios que trabajan o tienen sus negocios en México y viven en los Estados Unidos.

El mercado inmobiliario de los Estados Unidos va a resentir la depreciación de la moneda y representa una oportunidad de inversión para nuestro país.De acuerdo con Christian Reeves, la mejor oportunidad de inversión inmobiliaria extranjera en 2017 es la Ciudad de Tijuana, Baja California.

Él menciona que la demanda de bienes raíces en Tijuana se incremento en un 35% el año pasado y que difícilmente esto lo podemos ver en alguna parte del mundo.

Agrega que San Diego, la ciudad vecina con una población de tres millones de personas, tiene los valores más elevados de las propiedades en aquel país mencionando que la casa promedio cuesta $474 mil 300 dólares. Por lo anterior, considera que son sustanciales los ahorros que pueden tener las personas al trabajar en San Diego y vivir en Tijuana.

Y por otro lado se eleva mucho su calidad de vida al tener una amplia oferta de servicios baratos y porque se han eliminado sustancialmente las largas colas en los cruces fronterizos a solamente minutos. Tijuana además es una ciudad vibrante, con cultura, cerveza artesanal y vinos de calidad del Valle de Guadalupe.

En las semanas recientes políticos, empresarios y empleados de todos los niveles han externado sus preocupaciones y temores por el efecto Trump. Nuestra reacción natural a una situación inesperada puede ser de tres formas o nos paraliza o nos hace reaccionar inmediatamente enfrentándola o huimos del lugar.

Es evidente que en nuestro país estamos acostumbrados a vivir en crisis
periódicas y hemos salido avante ante las adversidades. Por lo que es
conveniente analizar cómo podemos capitalizar nuestros ahorros en inversiones inmobiliarias que sean rentables considerando que somos la
doceava economía del mundo.

Nuestro país cuenta con grandes riquezas naturales y ya somos el noveno lugar en el ranking turístico mundial. Vamos a suponer que Trump cumple su amenaza y deporta alguna cantidad de los 11 millones que se encuentran de inmigrantes ilegales, pero hay que considerar que nuestros connacionales indocumentados van a traer dólares y van demandar vivienda en renta o en venta que a la vez generará un efecto multiplicador en todas las ramas económicas.

Además, debemos tomar en cuenta que va venir mano de obra calificada y si es que no encuentran empleo serán microempresarios que requerirán espacios de oficinas, locales o bodegas. Tenemos que tener muy claro que al lado de la crisis siempre estará la oportunidad.

Por lo que recomendamos no se paralicen, no dejen pasar las oportunidades de inversión inmobiliaria porque a lo largo de mi experiencia profesional como Asesor Inmobiliario nunca he recibido un reclamo por haber invertido en una propiedad y sí me han cuestionado por qué no les insistí en hacer una inversión inmobiliaria.

El autor es presidente de Realty World México, empresa líder en el país en del sector de bienes raíces. Presidente de FIABCI 2014-2016 y CIPS Certified International Property Specialist

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.