Monterrey

“El desarrollo económico de NL depende de EU, no del Presidente”

Entrevista con Fernando Turner Dávila, secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
13 diciembre 2017 8:15 Última actualización 13 diciembre 2017 8:15
Fernando Turner Dávila, secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León./ Félix Vásquez.

Fernando Turner Dávila, secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León./ Félix Vásquez.

Fernando Turner, secretario de Economía y Trabajo del estado, dio un balance anual sobre el desarrollo económico de Nuevo León, los pendientes prioritarios y el futuro político local y nacional. En este aseguró que la inversión extranjera, principalmente la de Estados Unidos, continúa llegando pese a temas geopolíticos, sin embargo reconoció que éstas prefirieron mantener un bajo perfil.

Adicionalmente el funcionario aseguró que el desarrollo económico local está íntimamente ligado con la economía de Estados Unidos, por lo que los próximos comicios en México y quién quede al frente del país, no influirán de manera importante en este.

Además se auto descartó para ser quien esté al frente del Estado, luego de que el gobernador Jaime Rodríguez “El Bronco” pida licencia para ser candidato a la Presidencia de México.

-¿Cuál es su balance del año que termina?
-Creo que es un año que ha sido bueno para la economía de Nuevo León, tenemos una actividad económica fuerte y sólida, ha habido un ambiente de inversión tanto nacional como extranjera; las empresas de Nuevo León están en una buena situación económica, han aumentado sus ventas en general, tienen buenos flujos de efectivo, buenos balances y hay un ambiente de optimismo a pesar de temas como el del TLCAN y/o (Donald) Trump.
El ciclo económico mundial todavía va a trascender y a pesar de que se ve el 2018 con optimismo hay señales que indican que pudiera estar en sus últimos meses; ese ciclo indudablemente beneficia a México y a Nuevo León.
No sentimos que se haya ahuyentado la inversión extranjera, sería muy fácil decir que sí se ahuyento y que es debido a Trump, pero no lo vamos a decir porque no vamos a estar señalando cosas que no son y que además son preocupantes para los empresarios.

- ¿Pero las empresas que realizaron inversiones en el estado sí se manejaron en bajo perfil?
-Sí y no ha habido tantos anuncios pero los números que nosotros tenemos de anuncios no son malos, son buenos.
-¿A cuánto ascienden las promesas de inversión en el estado que les han hecho las empresas en el año?
-Casi cerca de cuatro mil millones de dólares. El número de anuncios indica un cierto ánimo e indica que la intención de invertir no es peor que la del año pasado. Si me preguntan: ¿cómo siente el clima de inversión? yo diría que es bueno ¿cuál es la inversión física realizada en el estado de lo que se anunció hace tiempo? y no sabemos porque no tenemos esa información.

-De los 4 pilares del plan anual de desarrollo económico, en qué se van a enfocar?
-Nos queda pendiente más apoyo a las Pymes. Hemos dado bastante y hemos desarrollado buenos mecanismos como garantías, también nos hemos asociado con Sofomes para que presten a Pymes y hemos buscado apoyarlas con capital de riesgo, pero las cantidades son insuficientes; ahí falta más dinero, el Estado no tiene mucho presupuesto, el federal se ha caído enormemente, el INADEM, que hace mucha propaganda, este año ha sido nulo.

-De los proyectos de infraestructura que se tenían en la Secretaría para concretarse este año ¿cuáles quedaron pendientes?
-La carretera La Gloria-Colombia sigue pendiente pero tenemos una clave de cartera, sí traemos algo de presupuesto del año que entra para eso; también traemos algo de presupuesto para la carretera Apodaca-Pesquería y traemos también algo de mejoras en la carretera de Lincoln hasta Pesquería.
El proyecto de la presa “La Boca” hemos estado avanzando pero no hemos todavía entrado en la etapa de implementación, se han tardado los estudios, las negociaciones con la CNA y la obtención de terrenos federales. Se va avanzando muy lento, es un proyecto complejo porque involucra muchos conceptos que hay que cambiar, y la resistencia al cambio es fuerte.

-¿Cuáles serían los beneficios que deja a un Estado, en cuanto a desarrollo económico, un año electoral como el que tendremos en México en 2018?
-Me da la impresión que quitando la parte de construcción que es más federal, la economía de Nuevo León está más fundada en lo que le vaya a pasar en el ciclo económico mundial y norteamericano; si el ciclo económico continúa fuerte, el impacto que tendrán las elecciones va a ser leve, pero no va a haber mucho dinero para infraestructura y no va a haber muchos proyectos federales, pero la economía de Nuevo León no depende tanto de ello, aunque sí afecta porque el estado no ha crecido arriba de cinco por ciento por la caída que ha habido en construcción.

-Entonces ¿dependemos más de cómo se comporte la economía en Estados Unidos no tanto de quién quede como Presidente?
- Sí, ese es el punto del que tenemos que estar muy vigilantes. Sí afecta pero no es los importante, no sienten esa preocupación los empresarios; tienen el interés pero no siento que eso este limitando el crecimiento y las operaciones de las empresas.

-En el tema político, ¿usted se iría a donde lo inviten?
-No, si no soy taxi, no soy Uber.

-¿A dónde sí se iría?
-No especulo. Si dependiera de mi yo tendría una idea clara de qué quiero hacer y que no, pero no depende de mí.
Si me pregunta qué quisiera ser, pues yo quisiera ser secretario de Hacienda de México, es el único puesto que vale la pena después de Presidente. Es el único puesto donde se puede cambiar este país.
Pero no depende de mí tampoco ni creo que me estén considerando.

-¿Todavía hay mucho que hacer en la Secretaría que encabeza?
-Sí. Creo que hay mucho que hacer y creo que este cambio va a permitir que sigamos haciendo lo que estamos haciendo sin demasiada interferencia o estorbo político; el problema va a seguir siendo la burocracia inherente al Gobierno.
El tema de recursos es delicado y la falta de apoyos federales es muy fuerte, si nosotros estamos en la lona ellos están peor; porque sigue la burocracia gigantesca del gobierno federal y no tienen dinero.

-Se habla de una terna de los posibles funcionarios que se quedarían al frente del Estado una vez que “El Bronco” pida licencia y en esa terna está usted ¿dejaría la Secretaría para ser el encargado del gobierno?
-No creo que tenga muchas posibilidades por muchos motivos. Ni creo, sinceramente, que sea una posición muy atractiva porque qué se puede hacer en seis meses, nada más meterse en broncas. No me quemen, yo aquí estoy muy a gusto.
La verdad es que lo mejor que me puede pasar es que me den chance de seguirle aquí, porque aprende uno mucho y se le da continuidad a lo que ya traíamos; pero como digo no depende de mí.

Sign up for free