El crecimiento económico al inicio del nuevo sexenio
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El crecimiento económico al inicio del nuevo sexenio

COMPARTIR

···

El crecimiento económico al inicio del nuevo sexenio

Es importante recordar que la caída del PIB al comienzo del sexenio de Zedillo también fue a causa de una crisis económica que se gestó antes de iniciar su mandato.

Opinión MTY
02/08/2018
Placeholder block
Gabriela Siller Pagaza.Fuente: Cortesía

PRIMERA PARTE

Utilizando un modelo de series de tiempo en el que se consideran los componentes de estacionalidad, ciclo y tendencia del PIB, así como la publicación oportuna de crecimiento económico del segundo trimestre, se estima que México crecerá dos por ciento en 2018 y 1.8 por ciento en 2019. No sorprende que la expectativa de crecimiento para 2019 muestre una desaceleración, pues el primer año de cada sexenio normalmente está asociado con un menor ritmo de crecimiento, ya que tiende a observarse una reorganización del gasto público y las decisiones de inversión se aplazan, ante la incertidumbre por la política económica que implementará la administración entrante.

Revisando las estadísticas del PIB, el crecimiento del primer año en el sexenio de Zedillo (-6.3 por ciento), Fox (-0.4 por ciento) y Peña Nieto (1.4 por ciento) es menor que el promedio de los años restantes de cada sexenio (5.3 por ciento, 2.4 por ciento y 2.8 por ciento, respectivamente). Lo anterior no se cumple con el sexenio de Calderón, ya que la economía creció 2.3 por ciento el primer año y 1.7 por ciento los otros cinco años, debido a la crisis económica de 2009, cuando el PIB de México se contrajo 5.3 por ciento.

Es importante recordar que la caída del PIB al comienzo del sexenio de Zedillo también fue a causa de una crisis económica que se gestó antes de iniciar su mandato, mientras que en 2001, al comienzo del sexenio de Fox, también hubo un periodo de desaceleración económica importante en Estados Unidos, lo que impactó la actividad económica en México.

Sin embargo, el pasado no siempre es determinante del futuro. Este año, el indicador de confianza del consumidor mostró durante el primer trimestre una caída de 2.68 por ciento, para recuperarse en el segundo trimestre 3.73 por ciento.

Uno de los componentes que explica lo anterior, es la pregunta ¿cómo considera usted que será la condición económica del país dentro de 12 meses respecto a la actual situación? La serie correspondiente a dicha pregunta subió 3.74 por ciento en el primer trimestre y 10.59 por ciento en el segundo, ubicándose en 38.94 puntos en junio, su mayor nivel desde diciembre de 2015. Se trata del mayor incremento en un trimestre del optimismo de los consumidores con respecto a la condición económica futura del país en 15 años.

Este avance puede estar relacionada con la expectativa de una mejora en las condiciones económicas con el nuevo sexenio, sobre todo por el amplio apoyo que se observó en las encuestas. Ahora que López Obrador ganó con casi 53 por ciento de los votos a su favor, la confianza puede mejorar aún más, favoreciendo al consumo en lo que resta del 2018 y en el 2019. Habrá que esperar a ver si esto realmente se refleja en el indicador de confianza de julio, el cual se publicará el viernes 3 de agosto.

La autora es economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.