EL Camino del Honor: Éxito y Confianza
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

EL Camino del Honor: Éxito y Confianza

COMPARTIR

···

EL Camino del Honor: Éxito y Confianza

La desconfianza crea impuestos y reduce la velocidad para resolver problemas en las organizaciones.

Opinión MTY factor clave Roberto Villarreal
08/05/2018
Placeholder block

Una persona honorable es de noble corazón, transparente y deja huella en la vida de los demás.

Un hombre o mujer honorable alcanza el éxito a través de la confianza.

En palabras de Miyamoto Musashi, un antiguo Samurái: “El camino del honor es el único medio para llegar al éxito”

¿Qué está pasando con la confianza en nuestras instituciones públicas y privadas? ¿En nuestros gobiernos? ¿En las empresas? ¿Existe honorabilidad en la actualidad?

De acuerdo con el “Trust Barometer” (Barómetro de Confianza) del 2018, encuesta sobre confianza y credibilidad realizado por 18 años consecutivos por la firma global de consultoría Edelman Intelligence, (Inteligencia Edelman); y en el cual han participado en total 33 mil personas en 28 mercados distintos, ahora nos encontramos en una fase de pérdida de confianza por la siguientes razones:

•La falta de voluntad para creer en la información, incluso de los más cercanos a nosotros

•La pérdida de confianza en canales de información y fuentes

•El miedo a la perdida de trabajos por la globalización y automatización

•Las crisis de confianza en las figuras de autoridad e instituciones

•Gestiones, sin hechos y objetivos comunes, lo que debilita la confianza, incluso cuando la economía global se recupera

Por otro lado, el estudio señala que, “existe una renovada confianza en los expertos, en particular en los técnicos y académicos (63 por ciento y 61 por ciento, en forma respectiva,así como una creencia de recuperación rápida en los CEO ‘s (aumento del 37 por ciento al 44 por ciento), todo recompensado por hablar sobre los problemas”.

También, en el Barómetro se menciona que, “hay nuevas expectativas de los líderes corporativos. Casi 7 de cada 10 de los encuestados dicen que la construcción de confianza es el trabajo número 1, los CEO ´s, por delante de productos y servicios de alta calidad”.

Hay una búsqueda desesperada de tierra firme de estabilidad y verdad, señala la publicación.

En el caso de México, el índice de confianza (la confianza promedio en las instituciones: gobierno, medios, empresas y ONG ´s) nos otorga el índice 54 (de acuerdo con la población general del estudio). Canadá el índice 49, Estados Unidos con el índice 43. El índice más alto de confianza lo tiene China con índice 74 y el más bajo Rusia con el índice 36. Como referencia, el índice global es 48.

En México, el porcentaje de mayor desconfianza en las instituciones lo tiene el gobierno, se ubica en un 28 por ciento su nivel de confianza, mientras que las empresas y ONG ´s obtuvieron en 70 y 71 por ciento, respectivamente y los medios por otra parte tienen un 48 por ciento en su nivel de confianza.

La expectativas con respecto a los roles que la empresa debe cubrir en la sociedad son: proteger la privacidad, impulsar la prosperidad económica y proveer trabajo y entrenamiento.

¿Cómo estamos generando confianza? ¿Qué tan confiables estamos siendo como líderes? ¿Cuáles son las virtudes que debemos impulsar? ¿Qué tan honestos estamos siendo con nosotros mismos y con los demás?

La confianza genera grandes dividendos, por el contrario, la falta de confianza crea impuestos y reduce la velocidad para resolver problemas en las organizaciones.

Hoy más que nunca se requieren lideres con visión de futuro, honorables y con alto sentido de propósito. Hagamos más desde nuestra trinchera para elevar el índice de confianza de nuestro gobierno, nuestras empresas, nuestros medios de comunicación y nuestras organizaciones de la sociedad civil.

Usemos nuestra brújula interior para no perdernos en el camino, para mantenernos en la senda de la honorabilidad y para llegar al éxito.

¡Les deseo éxito siempre!

El autor es Consultor Asociado del Despacho Elizondo Cantú, es abogado por la UDEM, tiene estudios en NC-State (USA) y estudios de MBA en la UDEM y de Negociación y Gestión y Política Pública en la UANL.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.

Opine usted: Twitter: RobVillarrealMX

LinkedIn: RobertoVillarrealMx

Instagram: RobertoVillarrealMx

YouTube: RobertoVillarreal