Monterrey

El Bronco termina el año con las “redes sociales” en contra.

El incumplir con la reducción de la tenencia molestó a los ciudadanos.
ALEJANDRA MENDOZA
amendoza@elfinanciero.com.mx
02 enero 2017 9:48 Última actualización 02 enero 2017 9:48
Resultados

El Gobernador Jaime Rodríguez vive su primer año de retos.

Pese a que durante el primer año de su gobierno la ciudadanía reprobó
a Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, con una calificación de 5.6, en el último trimestre del año no sólo no hizo nada para revertir esta tendencia, si no que todo parece indicar que la empeoró, pues las
redes sociales, la plataforma que lo llevó a ganar la gubernatura, se
volvieran en su contra.

El principal factor para ello fue el no haber cumplido con lo pactado el año pasado: bajar el cobro de la tenencia al 50 por ciento en el 2017, pues hizo hasta lo imposible porque los Diputados dejaran este impuesto en 80 por ciento, tal y como sucedió.

Ante este hecho, las críticas en su contra en las redes sociales no se hicieron esperar, llegando incluso al grado de insultarlo en su página de Facebook.

Al concluir su primer año de gobierno, de acuerdo a un estudio de la firma consultora Focus Consulting Group, Rodriguez Calderón
obtuvo una calificación de 5.6 puntos, externada por el 43 por ciento
de los encuestados, lo cual, según expertos, reflejó el desencanto por
parte de la sociedad.

En ese entonces las tres principales quejas por parte de los regios
contra El Bronco fueron: el combate a la corrupción, la poca inversión
en obra pública, así como el no encarcelar al ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

Aunado a esto, en una sola palabra el 51 por ciento de los ciudadanos
opinaron que este primer periodo de gobierno estuvo por debajo de sus expectativas, y un 22 por ciento opinó que fue sin resultados.

En el Congreso local, algunos legisladores opinaron que Rodríguez
Calderón se vendió como un “mesías” ante los ciudadanos, por lo que había muchas expectativas, sin embargo en la realidad cumplió poco.

Marco González, coordinador de la bancada priista en el Congreso,
señaló que este primer año de gobierno pudo haber sido de un verdadero cambio para Nuevo León; ya que hubo muchas expectativas, se prometió mucho pero se cumplió poco.

“Hubo un gran error, Jaime Rodríguez no es el candidato ideal
ciudadano, fue el candidato ideal para tumbar un partido político, que fue el mío, por el hartazgo de la gente y por las promesas que se
hicieron, pero finalmente él viene de mi partido y nunca fue un luchador
social, siempre siguió las líneas de mi partido.

“Se crea la imagen de mesías, que viene a arreglar toda la problemática
de Nuevo León, llámese inseguridad, corrupción, desarrollo económico, todo tipo de problemas; se vendió como un mesías y como un personaje: El Bronco”, dijo.

Arturo Salinas, coordinador del PAN, explicó que en este primer año de gobierno del Bronco no ha habido un combate a la corrupción como lo prometió.

“No ha cumplido sus promesas de campaña y no es un gobierno
transparente, es un gobierno que ayuda a sus amigos.

“Jaime Rodríguez llega a su primer año de gobierno devaluado,
demeritado como un gobierno que no ha cumplido, incongruente,
“chimoltrufio”, un día dice una cosa y otro día otra”, dijo.

QUIEREN REVOCARLO
Después de que el Congreso aprobó la solicitud del Gobernador de
congelar el cobro de la tenencia en 80 por ciento durante este año, las
organizaciones civiles no se esperaron en manifestarse en contra de esta decisión en las oficinas del Palacio de Gobierno.

En la protesta, una de las solicitudes fue la revocación de mandato, sin embargo, los tiempos legales aún no lo permiten.

Norberto Jesús de la Rosa Buenrostro, presidente de la organización civil Commix (Comisión Mixta) en el municipio de San Pedro, aseguró que en cuanto sea factible la revocación, solicitarían
esta opción para El Bronco, al incumplir sus promesas de campañas;
así como para alcaldes y otros funcionarios.

“Sí pediríamos la revocación de mandato (del Bronco), es como una petición que viene de la Ley de Participación Ciudadana, con un
número determinado de ciudadanos; en ese caso son por violaciones
a la Constitución y a los tratados internacionales que impliquen perjuicio
en contra de los derechos de los ciudadanos”, indicó.

Sin embargo, el Consejero presidente de la Comisión Estatal Electoral, Mario Alberto Garza, explicó que la posibilidad de una revocación de mandato deberá esperar al menos un año, hasta que el Congreso local realice las reformas necesarias.

“Al día de hoy la revocación de mandato no es posible todavía en
Nuevo León porque queda pendiente esa reforma constitucional y
a la Ley Estatal Electoral; el pasado 19 de diciembre se aprobó en primera vuelta en el Congreso local la reforma constitucional; le falta
otra discusión para que sea aprobada definitivamente, mientas no se
dé ese procedimiento legislativo no podríamos estar hablando de una
revocación”, indicó el funcionario.

CON LA MIRADA AL 2018
Durante su campaña como candidato a la silla de gobierno del estado,
el Bronco aseguró que si la ciudadanía se lo pedía se lanzaría como candidato a la Presidencia del país; y durante su gestión ha realizado comentarios con miras a contender en las elecciones en 2018.

En una reunión ante expertos de finanzas, en el evento de IMEF
Business Summit Monterrey 2016, propuso reducir el Impuesto Sobre
la Renta (ISR).

“Estoy convencido que si bajamos el ISR este país crece. Si el gobierno
federal baja el ISR, este país se potencia, es algo que debemos de
hacer porque no debemos de depender de la recaudación completa,
eso inhibe la inversión”, indicó.

Al cuestionarlo los medios de comunicación si su propuesta se trataba de una pre campaña con miras al 2018, pero respondió que “él siempre se encuentra en campaña”; pero su propuesta es ante los menos recursos que tiene la federación.

“Yo voy andar en campaña toda mi vida, hasta en mi sepelio”, dijo.