Monterrey

El 43% del gasolinazo son mayores impuestos

Opinión. El gasolinazo de enero, es simplemente INJUSTIFICADO y el precio de 8.26 pesos excede al precio actual de importación.
COMENTARIO ECONÓMICO

MARCO A.PÉREZ VALTIER
​mperezv@perezgongora.com
25 enero 2017 10:50 Última actualización 25 enero 2017 10:53
Marco A. Pérez Valtier

Marco A. Pérez Valtier

Contrario a lo que afirma el Presidente, que el gasolinazo se explica por los mayores precios internacionales de las gasolinas, y que NO es debido a la Reforma Energética ni a los mayores impuestos, la realidad es otra.

De los 2.01 pesos de incremento al precio de la gasolina Magna, (promedio nacional) que la hizo pasar de 13.98 pesos por litro en diciembre de 2016, a 15.99 a partir del 1 de enero de este año, 86 centavos irán a parar a las arcas gubernamentales por concepto de mayores impuestos, es decir, el 43 por ciento del incremento son
mayores impuestos.

Comparando los impuestos cargados a cada litro de gasolina Magna en diciembre de 2016, tenemos que el IEPS Federal, era de 2.60 pesos y
pasa ahora a 3.18 pesos, (subsidio incluido) lo que representa un incremento del 29 por ciento, mientras que el IEPS Estatal, el IEPS ecológico y el IVA, que antes sumaban 2.36 pesos ahora crecen en 28 centavos por litro, pasando a 2.64 pesos, lo que representa un crecimiento del 12 por ciento.

Sumados todos los impuestos cargados a la gasolina Magna, éstos
pasan de 4.96 pesos por litro en diciembre de 2016 a 5.82 pesos en
2017, es decir, crecen en un 17.3 por ciento, y capturan el 43 por ciento del mayor precio bomba.

El precio de la gasolina internacional, o de la “molécula” como dicen
nuestras autoridades, aumentó en 14.9 por ciento, pasando de 7.19 pesos a 8.26 pesos por litro, llevándose el 53 por ciento del incremento total en el precio.

Finalmente, el margen de los gasolineros solo aumentó un 4.3 por ciento (8 centavos por litro) y solo capturó el 4 por ciento del aumento.

Es muy interesante analizar la dinámica que registraron los diferentes
componentes que configuran el precio bomba de las gasolinas, ya que
pone de manifiesto las mentiras del Gobierno.

Veamos, al arranque de 2016, el precio internacional de referencia era de solo 5.44 pesos por litro, mientras que el IEPS Federal era de 3.70
pesos por litro. (4.16 pesos menos el “subsidio”), e incluso, el precio bomba estaba en 3.16 pesos, el límite “mínimo” de la banda de 3 por ciento.

Incluso en marzo, el precio internacional de la gasolina bajó hasta 4.78 pesos por litro. Subió en abril, volvió a bajar en junio y de ahí en adelante estuvo en constante incremento, hasta llegar a los 7.19 pesos
en diciembre de 2016. (En septiembre se alcanza el precio máximo de la banda, 13.98 pesos por litro).

Es decir, de su precio más bajo en marzo de 2016 (4.78 pesos) a su precio de cierre en diciembre (7.19 pesos) el precio internacional se ajustó AL ALZA en 50.4 por ciento, y YA reflejaba su costo real y actualizado de importación.

Por consiguiente, el gasolinazo de enero, es simplemente INJUSTIFICADO y el precio de 8.26 pesos excede al precio actual de importación, el cual es de 7 pesos por litro, a una paridad de 21.75 pesos por dólar.

* El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.