Monterrey

Efectos de la Cuarta Revolución Industrial

OPINIÓN. Es evidente que la automatización, la digitalización y la innovación disruptiva suponen que el trabajo tradicional desaparecerá de forma acelerada.
AL TANTO

LUIS
FLORENTINO
ELIZONDO
Y JANETH
MARQUEZ
CRUZ
23 febrero 2016 8:59 Última actualización 23 febrero 2016 9:6
Etiquetas
maquinaria industrial

(Bloomberg)

Hace algunos días me enteré del concepto Cuarta Revolución Industrial, el cual supone la convergencia de distintas industrias innovadoras como la Biotecnología y la Impresión 3D con otras industrias tradicionales como la medicina y la industria textil.

Piensen entonces, si bien veremos importantes avances y oportunidades en razón de dichas integraciones. Ejemplo, si por un lado, con los conocimientos de la biotecnología y la industria de la impresión 3D, los médicos de la actualidad podrán en corto plazo imprimir órganos humanos para un paciente en lugar de esperar años por el “donador compatible”; también lo es, que veremos grandes retos como lo son los impactos en el ámbito laboral.

Lo digo porque reflexionando sobre el tema, podrán imaginar que dichas integraciones entre industrias tradicionales y las de alta innovación provocarán que miles de empleos queden obsoletos de un día para el otro. Ejemplo, si los consumidores en lugar de vestirnos con ropa tradicionalmente confeccionada, nos ponemos ropa impresa de forma “tridimensional” desde la comodidad de nuestro hogar y con polímeros reciclables (botellas de plástico); es innegable que en el futuro muchas costureras dejarán de ser útiles de la noche a la mañana.

Pero bueno, no quisiera dejar con esto un sentimiento de final apocalíptico. Más bien, en lo personal, me interesa que como empresarios analicen el tema y partan de la idea de que el cambio industrial por el que estaremos atravesando, plantea tanto una serie de oportunidades como de riesgos que hay considerar con mucha seriedad.

En consecuencia, es importante estar al tanto que una nueva edición de “la Revolución Industrial” comenzó a partir de 2016 y claramente provocará que las empresas con modelos de negocio de corte tradicional se vean motivadas a cambiar y a tomar los riesgos que quizá por décadas han diferido.

En efecto, si bien hacer cambios disruptivos y optar por los principios de la 4a. Revolución Industrial representarán amenazas para cualquier estructura productiva tradicional; también lo es, que si no lo intentan y comienzan de inmediato su proceso de adaptación a estas nuevas tendencias, correrán el riesgo de quedar rápidamente desplazadas y quedar de tajo obsoletas en términos de desarrollo y bienestar.

En conclusión, es evidente que la automatización, la digitalización y la innovación disruptiva suponen que el trabajo tradicional desaparecerá de forma acelerada. Pero será para conducirnos a un incremento de una nueva escena de negocios donde la sustentabilidad, la gobernanza y el bienestar serán los pilares del empleo y el crecimiento, tanto de los negocios como del propio tejido social.

* Autores: Lic. y C.P. Luis Flotentino Elizondo López
Director General y C.P. Janeth Marquez Cruz
Auxiliar de Globalización en Despacho Elizondo Cantú, S.C.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.