Monterrey

Draco Nuptialis : ¿2017 año del dragón?

Opinión. China, ha ablandado su autocracia e intolerancia interna y ha decidido operar en planos internacionales más abiertos y quizás el país se abra más rápido a las culturas latinas que a las anglo, especialmente en los planos comercial y de intercambio cultural y con ello se inaugure en México el año del Dragón.
DESDE TEXAS….

JAVIER AMIEVA
​javier.amieva@hispanicinternational.com
09 enero 2017 9:30 Última actualización 09 enero 2017 9:31
El 8 de febrero inicia el Año del Mono de Fuego en el calendario chino. La cultura tradicional de ese país le atribuye prosperidad económica. (Cortesía)

El 8 de febrero inicia el Año del Mono de Fuego en el calendario chino. La cultura tradicional de ese país le atribuye prosperidad económica. (Cortesía)

Es posible que los cambios en conductas sociales, políticas y económicas en el mundo se deban a los nuevos formatos de comunicación que parecen ya haber modificado muchos de los paradigmas e instituciones que mantuvieron un statu-quo durante la segunda mitad del Siglo XX, pero no lo es todo.

Casi al término de la segunda Guerra Mundial, en 1945, hace 7
décadas, nace la organización de las Naciones Unidas –ONU-, y a partir
de entonces el Consejo de Seguridad formado por Rusia, Estados Unidos, China, Francia e Inglaterra, acaban con las ambiciones del dictador alemán Hitler y otros ambiciosos tiranos, aunque no con todos ni sus descendientes.

Así, países poderosos de este Consejo se dieron a la tarea mediante una hegemonía más o menos controlada y convenenciera, mantener una paz relativa acorde con los intereses de los gobernantes en turno. En el panorama mundial bajo la ONU y tratados como la OTAN, en un ambiente de protección y cooperación internacional la mayor parte de los países demócratas se alinearon y floreció el comercio mundial y los “Derechos Humanos” capitanearon la conducta de los países desarrollados y aquellos en vías de desarrollo como México. Hoy miembros de esa elite del Consejo de Seguridad es posible decidan
abandonar esta universal institución o desconocer importantes tratados
como la OTAN y el paradigma de la cooperación internacional está en peligro.

Aparejado, México crece a la sombra de los Estados Unidos y se convierte en un estado-servidumbre donde el gobierno de México mantiene el poder bajo el formato de control político-partidista, compadrazgo y estafeta familiar, compras y prebendas a líderes y un saqueo de la riqueza nacional sin freno. Como resultado, seis décadas de olvido y vigilar solo por los intereses propios y partidistas no pudieron ser remendados mediante la “Reformas” energéticas, laborales y otras que los gobernantes mexicanos sabían se requerían pero no las aprobaron; esto impulsó la diáspora de trabajadores en busca de mejores horizontes, de capitales legítimos y atrajo, como se atraen a los buitres, la delincuencia y la mafia organizada, situación aprovechada por políticos y líderes deshonestos y hemos visto como hoy, nuevamente se une el pueblo, como siempre lo ha hecho en tiempos
de desgracia, pero hoy para demostrar su enojo y hacerse de bienes, que aunque robados le significa un ingreso que el gobierno y los deshonestos arreglos y proteccionismos internacionales les han birlado.

Hoy, el país del Norte que siempre fue respetuoso de acuerdos internacionales con México y congruente a las políticas internacionales, podría cambiar sus esquemas si las políticas del presidente electo se aplican tal como lo pregonó en su campaña, y como ha comprometido a aliados políticos y comerciales a hacerlo, alegando que “pondrá orden y hará a ese país grande nuevamente”.

Algunas situaciones podrán ser acertadas pero otras, las más, podrían
desencadenar cambios abruptos entre la relaciones de todo tipo, pero hoy solo advierto sobre los cambios negativos a las relaciones
comerciales que ambos países han desarrollado al amparo de tratados
internacionales y del acuerdo del TLC, que ya empieza a cimbrarse, y
que cambiara por siempre irremediablemente la relación entre ambos
países.

Ante los cambios, otros países miran hacia México y este debe de
buscar otros mercados menos tensionados. Al oriente, Corea, Japón y
China se han visto contextualizados negativamente como proveedores al consumidor norteamericano y deben de ser cuidadosos en su proceder, pero están buscando aliarse comercialmente con México.

Así, China, el país que decidió ir por el camino de la Revolución Cultural
y el totalitarismo social, ha ablandado su autocracia e intolerancia
interna y ha decidido operar en planos internacionales más abiertos y quizás el país se abra más rápido a las culturas latinas que a las anglo,
especialmente en los planos comercial y de intercambio cultural y con
ello se inaugure en México el año del Dragón. ¿No lo cree posible estimado lector?.

* El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-EstadosUnidos.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.