Monterrey

Dólar caro y gasolinazo frenan crecimiento de industria restaurantera

El sector también se vio afectado por una menor demanda y mayor oferta.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
07 diciembre 2017 13:37 Última actualización 07 diciembre 2017 13:37
restaurante live

(Cortesía Grupo Posadas)

La industria restaurantera del estado prevé que para el cierre del año sus ventas alcancen los 10 mil millones de pesos, esto sería un incremento de entre 2.5 y 3.0 por ciento.

El bajo crecimiento anual se debió al alza en el precio de los combustibles, la fortaleza del dólar, incremento en las materias primas y la sobreoferta de restaurantes que impera en el área metropolitana de Monterrey.

César Villarreal Treviño, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) Nuevo León, explicó que “este año fue complicado; si bien el 2016 fue complejo éste empezó siendo más complejo. Tuvimos los temas del gasolinazo, del tipo cambiario, los incrementos en materias primas, verdura, aguacate; fue a partir del segundo semestre del año cuando se comenzó a componer el sector.

“Alcanzamos tener un crecimiento esperado de entre 2.5 y 3 por ciento en ventas; es bajo comparado con lo que tuvimos hace dos o tres años que lográbamos crecimiento del seis o cinco por ciento anual, ahorita está un poco más pasivo. La expectativa se mantiene para el otro año”, agregó.
Villarreal Treviño aclaró que la expectativa de crecimiento para el próximo año dependerá de diversos factores.

“Estamos esperando qué cambios habrá el próximo año, si habrá gasolinazos, es año electoral, creo que podemos consolidarnos a tener un crecimiento similar al de este año. Las ventas para el cierre del 2017 las estamos estimando que sean de unos diez mil millones de pesos”, comentó.

Reiteró que uno de los factores que están influyendo para tener un menor crecimiento está la sobreoferta de restaurantes en la zona conurbada de Monterrey, que está creciendo por encima de la demanda.

“Tenemos tres años con crecimiento en la oferta de entre seis y siete por ciento; la demanda está creciendo entre 2.5 y tres por ciento anual. Estamos creciendo mucho en número de restaurantes y eso no necesariamente significa que a todos les está yendo igual de bien que en años anteriores.

“En Canirac tenemos la percepción de que el otro año (2018) vienen muchas plazas (comerciales) que se están desarrollando y que estarán listas; creo que 2018 y 2019 seguirán siendo años de apertura, preveo que a partir del 2020 se estabilicen y esperemos que la demanda alcance la sobreoferta que tenemos”, explicó.