Monterrey

Desigualdades regionales

OPINIÓN. El índice de confianza de los consumidores en las diversas regiones continuó deteriorándose durante el cuarto trimestre de 2016. 
UANL OPINIÓN ACADÉMICA
Cesáreo Gámez
31 marzo 2017 8:28 Última actualización 31 marzo 2017 9:30
Cesáreo Gámez, economista dela UANL.

Cesáreo Gámez, economista dela UANL.

Durante el cuarto trimestre de 2016, la actividad económica creció de manera desigual entre las diferentes regiones del país, detectándose además una caída en la confianza de los consumidores y un aumento en la incertidumbre debido al llamado “efecto Trump”, de acuerdo con el Reporte sobre la Economías Regionales, dado a conocer por el Banco de México.

En este período, la región Centro Norte del país fue la que registró un mayor dinamismo, con un crecimiento de 1.46 por ciento en la actividad económica, la región Centro Norte incluye Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas. En algunos sectores, el dinamismo de esta región alcanzó niveles impresionantes como en el comercio, con un crecimiento de 6.6 por ciento, la construcción (4.8 por ciento) y el sector agropecuario (4.2 por ciento).

La región Norte, integrada por Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, ocupó el tercer lugar en actividad económica a nivel nacional, con un crecimiento de 0.65 por ciento el cuarto trimestre. El crecimiento estuvo liderado por el comercio, con una tasa de 4.0 puntos porcentuales, y la construcción (2.6 por ciento). En cambio, el turismo, la minería y el sector agropecuario registraron tasas negativas.

En la región Centro, la actividad económica tuvo un crecimiento de 1.21 por ciento, mientras que en el Sur se registró una tasa negativa de (-0.67) puntos porcentuales. La región Centro la integran la Ciudad de México, el Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala, mientras que la región Sur está formada por Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Sin embargo, el índice de confianza de los consumidores en las diversas regiones continuó deteriorándose durante el cuarto trimestre de 2016. En particular, dicho índice siguió cayendo en el Norte y las regiones centrales (Centro y Centro Norte).

En enero de 2017, el Banco de México consultó a empresarios en el sector manufacturero respecto al cambio esperado en el nivel de actividad de sus empresas, como consecuencia de las que podría llevar a cabo la nueva administración estadounidense, el llamado “efecto Trump”. En particular, se les preguntó sobre la evolución esperada en sus niveles de inversión, producción y personal contratado.

A nivel regional, el porcentaje de empresas que anticiparon una disminución en su inversión esperada, fue más elevado en el Centro (24 por ciento) y Norte (17.8 por ciento). Las fuentes consultadas en la región Centro mostraron mayor sensibilidad al entorno actual, lo cual está relacionado con la importancia del clúster automotriz y los anuncios que algunas empresas de ese sector han realizado recientemente en materia de inversiones.

En cuanto a las perspectivas de producción, un porcentaje más elevado de las fuentes consultadas en las regiones Centro Norte y Norte anticiparon una reducción en el nivel de producción de sus empresas (20.2 y 16.1 por ciento, respectivamente), mientras que el porcentaje de empresas que prevén disminuciones en el personal ocupado en las regiones Centro Norte y Centro (14.7 y 12.3 por ciento, respectivamente) fue mayor que en el resto de las regiones del país.

Aún prevalece un grado elevado de incertidumbre sobre el alcance y magnitud de las medidas que el nuevo gobierno estadounidense podría adoptar, y sobre las fechas de su posible implementación.

Cae productividad en Nuevo León
La productividad por hora trabajada en la industria manufacturera en Nuevo León registró una contracción de (-5.1) por ciento durante el cuarto trimestre de 2016, de acuerdo con información proporcionada por el INEGI.

El sector del comercio al mayoreo también reportó una caída en la productividad durante 2016. De acuerdo a las cifras del INEGI, la productividad del trabajo en el comercio al por mayor disminuyó en (-3.9 por ciento) durante el año pasado. En cambio, el comercio al por menor registró un incremento en la productividad por hora trabajada de 17.7 puntos porcentuales.

El autor es economista de la UANL, con Doctorado en la Escuelade Graduados de Administración y Dirección de Empresas (EGADE) del ITESM. Es profesor de la Facultad de Economía de la UANL y miembro del SNI-Conacyt.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.