Monterrey

Descubren en UANL una dieta natural para potenciar ganado

En la Universidad Autónoma de Nuevo León se desarrolló una técnica de alimentación de ganado bovino y caprino que obtiene el máximo potencial del animal fue desarrollada.
Redacción
25 junio 2015 20:47 Última actualización 26 junio 2015 5:0
UANL. (El Financiero)

La técnica natural de alimentación arrojó resultados en las vacas y cabras, dijo el académico. (El Financiero)

MONTERREY.- Una técnica de alimentación de ganado bovino y caprino que obtiene el máximo potencial del animal fue desarrollada en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Con la mirada enfocada en tal empresa, Hugo Bernal Barragán, profesor de la Facultad de Agronomía y miembro del SNI de la UANL, se dio a la tarea de incrementar los beneficios alimenticios de los animales al utilizar ingredientes naturales en su propia alimentación de modo que pudieran obtenerse resultados extraordinarios.

“Existe un pasto que es muy importante para la ganadería en Nuevo León, llamado pasto buffel, y el cual sirve de sustento en muchos predios ganaderos y varía en su composición química a lo largo del año”, dijo Bernal Barragán.

“Descubrimos que con un correcto control del pasto podemos incrementar la salud de los animales, pero no dejamos ahí la investigación, ya que decidimos agregar dos subproductos agroindustriales: la cáscara de naranja y granos para producir etanol denominado DDGS”.

El investigador agregó que, “Nos dimos cuenta de que esta combinación ayuda a que los animales obtengan los nutrientes y energía que les son necesarios, lo que deriva en mejores datos productivos y mejor condición corporal en beneficio de la ganadería”.

Explicó que la cáscara de naranja logró que en los animales se reflejara una mayor energía, mientras que del aglomerado de granos recibieron una cantidad exacta de proteínas para su correcto aprovechamiento.

La denominada “técnica natural de alimentación” arrojó resultados sorprendentes en las vacas y cabras que fueron sometidas a la dieta, ya que su tamaño, peso, energía y número, aumentó de manera considerable.

Y las repercusiones de este logro van más allá del ámbito agronómico, ya que esta dieta puede redundar en enormes ventajas para el sector ganadero del Estado, e incluso beneficiar a la dieta del ser humano.

“Con esto evitamos el uso de granos requeridos en la alimentación humana y aprovechamos los recursos naturales, además de que aportamos información para mejorar la utilización de los productos en diferentes etapas del año”, señaló el catedrático de la Facultad de Agronomía.

De igual forma agregó que la Máxima Casa de Estudios ha sido una pieza fundamental para la realización de la investigación, al haber aportado el valor humano, material y científico necesario para su conclusión.

“Para la realización de las investigaciones se necesita de equipo e instalaciones, de la participación de colegas y estudiantes de diferentes niveles, así como de la aportación de información, todo lo cual lo hemos recibido de manera invaluable de nuestra Universidad”, concluyó.

El trabajo de Bernal Barragán se realizó completamente dentro de las instalaciones de la UANL.