Monterrey

Descartan impacto en ingresos por recorte

Las participaciones pagadas a Nuevo León en enero, sumaron 2 mil 363 mdp, 1.3 por ciento más que el mismo mes del 2015.
ARTURO BÁRCENAS
abarcenas@elfinanciero.cmo.mx
19 febrero 2016 8:25 Última actualización 19 febrero 2016 8:41
uis Videgaray, Secretario de Hacienda; y Agustín Cartens, Gobernador del Banco de México.

Luis Videgaray, Secretario de Hacienda; y Agustín Cartens, Gobernador del Banco de México.

Durante el presente año los ingresos de Nuevo León no se verán afectados por el recorte al presupuesto federal por 132 mil 300 millones de pesos anunciado el pasado miércoles por Luis Videgaray, secretario de Hacienda, porque no le pega absolutamente nada a las participaciones, señaló Marco Antonio Pérez Valtier, socio de Estudios Económicos y Financieros en Pérez Góngora y Asociados.

“El anuncio hecho por Videgaray va en el sentido de que van a recortar el gasto de Pemex en 100 mil millones de pesos y 32 mil 300 millones el presupuesto del Gobierno federal”, dijo Pérez Valtier.

“En estricto sentido, esos recortes al gasto no afectan la recaudación federal participable, entonces, como no te afecta esto, el Ramo 28 está intacto y qué pasa en el Ramo 33, que son aportaciones, pues lo más seguro es que tampoco le vaya a afectar, salvo que estén recortando algún apoyo, convenio, o gasto que lo iban a hacer los estados”, agregó.

Destacó que habría que desmenuzar muy bien esos 32 mil millones de pesos que va recortar el gobierno, en dónde lo va a hacer, para ver si va a afectar algún proyecto que tenía impacto a nivel estatal, pero esto sería por el lado de los convenios.

“Por lo anterior, luce poco probable que Nuevo León llegara a tener una afectación en las finanzas estatales por este recorte en el presupuesto”, comentó el especialista.

Así las cosas, la Secretaría de Hacienda liberó las cifras de las participaciones pagadas a las entidades federativas y por el fondo para el primer mes del año, donde a nivel nacional este monto sumó 48 mil 904 millones de pesos, lo que representa una caída de 3.9 por ciento respecto los 50 mil 880.6 millones de pesos distribuidos en enero del año pasado.

Sin embargo, hay que destacar que para este año se incluye la repartición del Fondo ISR, que ascendió a 4 mil 536.7 millones de pesos, el cual no fue incluido en las participaciones del año pasado, por lo que si restamos este monto a este año, la caída real habría sido de 12.8 por ciento.

Pese a esta reducción a nivel nacional, las participaciones para Nuevo León reportaron un incremento de 1.3 por ciento respecto a enero del 2014, al sumar 2 mil 363 millones de pesos, pero si eliminamos la participación del Fondo ISR, que ascendió a 294.8 millones de pesos, el saldo real sería de una caída de 11.3 por ciento.

De los trece rubros de que constan las participaciones pagadas, la entidad registró una caída en 7 de ellos, siendo la más importante la del Fondo General de Participaciones que bajó 12.8 por ciento o 239 millones de pesos, lo cual fue más que compensado por la participación del Fondo ISR, que fue de 294.8 millones de pesos.

Pérez Valtier dijo que para saber si esta tendencia de alza en las participaciones pagadas a Nuevo León se mantiene, se tiene que hablar del desempeño de la recaudación federal participable y ésta es fundamentalmente los impuestos y el Fondo Petrolero y hay que recordar que el año pasado se tuvo una recaudación récord del impuesto sobre la renta.

DEBE NL ESTAR ATENTO A LAS TASAS
DE INTERÉS

Por otro lado, dijo que después de que el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, anunció un incremento de 50 puntos base para la tasa de interés para ubicarla en 3.75 por ciento, dado el nivel de deuda que tiene Nuevo León, la entidad debe de estar atenta a lo que pase con las tasas de interés, pues podría generarle un gasto financiero no programado.

“Con el alza en las tasas de interés decretada, hay que tener en cuenta que lo que se mueve es la tasa de referencia, no está impactando todavía a Cetes, ni a las tasas que se usan para los contratos, pero habría que esperar si este aumento en la tasa de referencia se materializa en mayores tasas en los Certificados de Tesorería”, indicó.

“Lo que veo es que si las tasas de interés se van a seguir ajustando un poco al alza se va a incurrir en un mayor gasto financiero y eso meterá presión al servicio de la deuda y generará un gasto adicional que no se tenía contemplado”, advirtió.