Monterrey

Descarta NL golpe en finanzas por petróleo

A pesar de que los bajos precios del petróleo significan un riesgo para la viabilidad financiera de los gobiernos estatales, las finanzas de Nuevo León están blindadas, al menos en el 2015, aseveró Rodolfo Gómez Acosta, tesorero del estado.
Arturo Bárcenas/ Édgar Rivera
18 diciembre 2014 21:5 Última actualización 19 diciembre 2014 5:0
Rodolfo Gómez Acosta, Tesorero de Nuevo León. (El Financiero)

Rodolfo Gómez Acosta, Tesorero de Nuevo León. (El Financiero)

MONTERREY.- A pesar de que los bajos precios del petróleo significan un riesgo para la viabilidad financiera de los gobiernos estatales, las finanzas de Nuevo León están blindadas, al menos en el 2015.

La consultoría Aregional, en voz de su directora general Flavia Rodríguez, señala que el peligro existe sobre todo en aquellos estados cuyos ingresos dependen en gran medida de las transferencias de la Federación, debido a la baja en la Recaudación Federal Participable (RFP), y advierte que el tema ya ha llegado a la CONAGO y los gobernadores alistan acciones conjuntas.

En este contexto, Rodolfo Gómez Acosta, Tesorero de Nuevo León, señala que las finanzas estatales están blindadas contra la caída en el precio del petróleo por lo menos el año entrante.

“Para el próximo año las finanzas del estado están blindadas, por lo que no prevemos un efecto negativo ante la baja de los precios del petróleo, porque derivado del programa de reordenamiento que iniciamos hace dos años y medio, se logró avanzar en algunos ejes que hoy por hoy nos permiten tener un margen de maniobra hacia lo que viene el año entrante”, señaló.

Dijo que entre las acciones que fortalecieron sus ingresos está la modificación del Impuesto Sobre Nómina en un uno por ciento, para poder transitar en la presión de gasto que les daba el combate a la inseguridad, y pudieron también avanzar en su recaudación propia, en su eficiencia recaudatoria, en donde han tenido resultados relevantes en ingresos propios y por transferencia.

Durante los primeros nueves meses del año, los ingresos totales de la entidad ascendieron a 52 mil 656 millones de pesos, lo que representó un incremento de 9 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.

Lo anterior, apoyado por un incremento de 7 por ciento en los ingresos propios, de 11 por ciento en las participaciones federales y de 8 por ciento en las aportaciones del gobierno federal.

Señaló que “en lo que toca a los ajustes de gastos destaca un plan de austeridad que le generó ahorros al Estado y seguimos con un plan multianual en este proceso, el cual no lo vamos a cambiar, y vamos a seguir en éste para mejorar aún más nuestra posición de balance operativo y fiscal.

“Además hay una dato que es relevante para Nuevo León y creo que para otras entidades también, el año que entra la federación prevé un estímulo que se nos va a dar, ya que se nos va a regresar el entero del ISPT, esto está implicando un ingreso adicional a la entidad proyectado del orden de los mil 700 millones de pesos para el 2015”.