Monterrey

Dejaremos finanzas flexibles: Gómez Acosta

Rodolfo Gómez Acosta, Secretario General de Finanzas y Tesorero de Nuevo León, señaló que esta administración deja unas finanzas públicas con mayor flexibilidad que en años anteriores.
Arturo Bárcenas/ Édgar Rivera
16 junio 2015 20:54 Última actualización 17 junio 2015 5:0
Rodolfo Gómez Acosta. (El Financiero)

En los últimos dos años hemos establecido mejores controles de gasto, aseguró Gómez Acosta. (El Financiero)

MONTERREY.- Dado que la deuda de Nuevo León tiene una calificación de mxA-, con una perspectiva positiva por parte de la calificadora Standard & Poor´s (S&P), Rodolfo Gómez Acosta, Secretario General de Finanzas y Tesorero del Estado, señaló que esta administración deja unas finanzas públicas con mayor flexibilidad que en años anteriores.

En entrevista con El FIANCIERO, el funcionario señaló “que creo que dejamos unas finanzas públicas con mayor flexibilidad que en años anteriores, dejamos un plan de navegación al que le estamos dando seguimiento y que está reducido a un plan multianual de ajuste muy claro para conducir cada uno de los rubros de las finanzas públicas en sus distintos ejes durante todo el tiempo”.

Sin embargo, Gómez Acosta destacó que Nuevo León tiene algunos retos para los próximos años, pues 2016 y 2017 van a ser muy complicados ante el escenario de los precios bajos del petróleo.

“Lo anterior limitará el crecimiento de los ingresos federales para las entidades federativas, y ahí hay un primer reto importante, tanto para Nuevo León como para las demás entidades federativas, y por supuesto para las propios municipios”, indicó.

Dijo que a pesar de que Nuevo León es la segunda entidad, después del Distrito Federal, que tiene la mayor proporción de ingresos locales sobre federales, las participaciones y aportaciones federales representan su principal fuente de ingresos.

“Respecto a la perspectiva positiva que nos asigna S&P, esto indica que en primer lugar influye la dinámica económica de la región, que incluso ante escenarios adversos que se ha tenido en años anteriores como la inseguridad y desastres naturales, se ha mantenido y ha sido creciente”.

Agregó que “en los últimos dos años hemos establecido mejores controles de gasto y por otro lado está el refinanciamiento de nuestra deuda en el 2013, lo que ha disminuido de manera importante la presión sobre nuestras finanzas públicas”.

Asimismo, consideró que los precios del petróleo se van a mantener en los niveles actuales al menos durante un año, sin embargo no son suficientes para compensar de alguna manera la caída proyectada de ingresos participables a las entidades, dado que venimos de un escenario de precios más elevados y de precios estimados más altos.

Comentó que en este escenario lo importante a destacar es que el Fondo de Estabilización tiene un límite y hasta ahorita ésta no ha sido utilizado dado que la Secretaría de Hacienda ha podido cubrir este desbalance, a través del margen de IEPS.

“Creo que lo anterior ha sido importante para Hacienda, pues pudo de alguna manera palear el problema durante este año y para que nosotros, las entidades, no hayamos tenido un reflejo neto de la disminución y de la caída de estos ingresos”.

Destacó que esto no durará tanto tiempo, pues cree que ese margen de IEPS ya no va a ser suficiente, por lo que tendrá que empezar a utilizarse el Fondo de Estabilización para cubrir la caída en ingresos de las entidad, pero éste podría durar de 6 a 7 meses, por lo que no habrá suficientes recursos y las entidades van a resentir disminuciones netas en ingresos por participaciones.

“Por lo anterior, tenemos que seguir manejándonos con programas de ajustes permanentes, sobre una base de disciplina fiscal y financiera muy completa y prudente, para estar preparados lo mejor posible y tomar las mejores decisiones que se puedan conforme las circunstancias lo vayan dictando en el tiempo”, destacó.