Monterrey

Defensa fiscal vs la presunción de operaciones inexistentes

OPINIÓN. Según se advierte de la lectura del cuarto párrafo del mencionado artículo 69-B, el cual establece que “… las operaciones contenidas en los comprobantes fiscales expedidos por el contribuyente en cuestión no producen ni produjeron efecto fiscal alguno. …”, situación que en opinión del suscrito, vulneran los derechos humanos de presunción de inocencia y de no retroactividad de la ley.
AURA FISCAL
César Aguilar Hernández
cesar.aguilar@ ah-abogados.com
28 julio 2017 11:57 Última actualización 28 julio 2017 11:57
César Aguilar, consultor en Derecho Fiscal en AH Abogados.

César Aguilar, consultor en Derecho Fiscal en AH Abogados.

Distinguidos lectores, la reforma fiscal que entró en vigor en 2014, trajo como novedades, entre otras, las nuevas facultades a favor de la autoridad hacendaria, para sancionar a los contribuyentes que emitan facturas de operaciones, que a juicio del fisco federal, se presuman como inexistentes, lo anterior con apoyo en el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación (CFF).

En la actualidad, esto se traduce en la aplicación de un procedimiento fiscalizador jamás visto, por los efectos que produce, no sólo a los contribuyentes que emitan dichas facturas, sino incluso también para aquellos que utilizan esos comprobantes fiscales, según se advierte de la lectura del cuarto párrafo del mencionado artículo 69-B, el cual establece que “… las operaciones contenidas en los comprobantes fiscales expedidos por el contribuyente en cuestión no producen ni produjeron efecto fiscal alguno. …”, situación que en opinión del suscrito, vulneran los derechos humanos de presunción de inocencia y de no retroactividad de la ley.

Si bien existen desafortunados criterios jurisprudenciales, emanados de nuestros tribunales federales, que resolvieron que la aplicación de las innovadoras facultades de las autoridades fiscales para “presumir operaciones inexistentes”, no violan la constitución federal, ni violan el derecho humano de inocencia, lo cierto es que el CFF, es una ley jerárquicamente inferior a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), misma que regula el principio de no retroactividad de la ley en perjuicio de sus gobernados, lo cual ocurre, en situaciones como las descritas, donde la aplicación del artículo 69-B en comento, vigente a partir de 2014, se refiere a facturaciones emitidas de 2013 y hacia atrás, lo cual es inconstitucional.

Igualmente violatoria del derecho humano de presunción de inocencia, resulta la “presunción de operaciones inexistentes”, ya que en este evento, como en el descrito en el párrafo anterior, la sanción consiste en que dichas facturas, “… no producen ni produjeron efecto fiscal alguno. …”, con las consecuencias económicas que ello implicaría, como son, en la mayoría de los casos, contribuir con el pago de impuestos, mayor al auto determinado por el contribuyente.

Es de hacer especial énfasis, que la Segunda Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en tesis aprobada en el mes de abril de este año, sostuvo en la tesis cuyo rubro es: IMPUESTO SOBRE LA RENTA.- LA AUTORIDAD TIENE FACULTADES PARA CUESTIONAR LA MATERIALIDAD DE LOS HECHOS QUE SUSTENTAN LOS INGRESOS GRAVADOS Y LOS GASTOS DEDUCIDOS, sostuvo, que si bien la autoridad hacendaria tiene facultades para revisoras, para verificar la materialidad de los ingresos y gastos deducidos, se puede advertir, que se cumple con dicha materialidad cuando las operaciones se registran en la contabilidad, se documentan con los contratos, pagarés, estados de cuenta bancarios y, siempre que esta documentación coincida con la que resulte de las compulsas que realice el fisco, en este supuesto, no se debería aplicar la presunción analizada en esta columna.

El autor es consultor en Derecho Fiscal en AH Abogados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.