Monterrey

De todo un poco

OPINIÓN. Este país vive en una dualidad. Por un lado están quienes a pesar de sus gobiernos trabajan y avanzan o por lo menos hacen lo posible por lograrlo. Por otro, están los que desde el gobierno o puestos públicos se dedican a fastidiar y contrariar para mantenernos estancados.
MIRADA DEL NORESTE
Tatiana Clouthier
tamaramtz@gmail.com
29 agosto 2017 9:57 Última actualización 29 agosto 2017 9:57
Tatiana Clouthier, maestra en Administración Pública.

Tatiana Clouthier, maestra en Administración Pública.

“Las elecciones democráticas por si solas no remedian la crisis de confianza en el gobierno. Por otra parte, no hay ninguna justificación viable para un sistema democrático en el que la participación ciudadana se limita a votar” Beth Simone Noveck.

Este país vive en una dualidad. Por un lado están quienes a pesar de sus gobiernos trabajan y avanzan o por lo menos hacen lo posible por lograrlo. Por otro, están los que desde el gobierno o puestos públicos se dedican a fastidiar y contrariar para mantenernos estancados.

Por ello, hablaré de todo un poco de lo kafkiano de nuestro acontecer.

La semana pasada amanecimos con la noticia que nos daba la radio y que nos compartió Mario Gámez desde su noticiero. Ahí, con lujo de detalle se escuchó una balacera que no era creíble que el lugar fuera Tamaulipas. Parecía más un país en guerra o de esos con crisis cotidiana de luchas internas que nuestro vecino estado.

Asimismo, lee uno las notas y resulta que habrá más dinero parar los partidos políticos en un país con una cantidad de pobres enorme. Esto es dinero tirado para un consejo de organización de elecciones y para que candidatos (as) promocionen su imagen y nos prometan para el 2018.

Wow!, ¿y el hambre, y la conciencia de estos usuarios?

¿No será mejor que los partidos regresen parte o renuncien al aumento injustificado de ese dinero en beneficio de los programas sociales? Por eso creo que a veces es aplaudible lo que hizo en su momento el PT en Durango de iniciar con recursos de campañas la pavimentación de calles y así dejar algo realmente en beneficio de la sociedad. O porqué no decirlo con todas sus letras, lo que ha hecho Morena de abrir centros educativos con ese recurso. O como cuentan que lo hizo el PAN hace muchos años regresando un poco.

Es urgente que como mexicanos empecemos a mortificarnos y ocuparnos por lo que pasa en nuestro país y sacar las narices de lo que pasa en otros y hacer comparaciones de lo que no es.

No obstante lo anterior, sería mejor que desde el Congreso, se topara esa cantidad a algo menor y no esperar favores de los partidos.

Por otro lado y aterrizándonos más en lo local, resulta que ahora los ciudadanos se están organizando para hacer lo que las autoridades no hacen. Esto es juntar donativos, sin importarles que ya pagan impuestos, para hacer un parque en pleno centro de la ciudad, atrás del Congreso Local.

Así es, la sociedad se organizó y rescató ese lugar para que no se hiciera estacionamiento y hoy en día lo usan como parque.

La autora es maestra en Administración Pública. Tiene experiencia en administración pública local y estatal y en el área de docencia. Exdiputada federal. Se define como ciudadana de tiempo completo.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.