De reversa, mami
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

De reversa, mami

COMPARTIR

···
Monterrey

De reversa, mami

OPINIÓN. El candidato aparentemente puntero no niega la cruz de su parroquia. Es producto de su alma mater de los setentas. Se quedó en esa época y con esas enseñanzas, mismas que promete implementar.

WIKI-LÍTICOMiguel Moreno Tripp morenotrip@ gmail.com.mx
08/01/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

¿Se acuerda de esa canción? Por más que uno tenga o no gusto por ese -o cualquier otro- género musical- y con todo el respeto que se merece, así hay que cantarle a la madre patria, no la del otro lado del charco sino a la de este lado, porque el país iría de reversa.

El candidato aparentemente puntero no niega la cruz de su parroquia. Es producto de su alma mater de los setentas. Se quedó en esa época y con esas enseñanzas, mismas que promete implementar.

¿Por dónde empezar? ¿Qué tal por el perdonar y pactar con el crimen organizado? ¿qué sentirán a quienes les mataron a un ser querido o les mutilaron a otro, o los quemaron (como a los alumnos) o les secuestraron y asesinaron a un hijo, un padre, un hermano? Las victimas le valen una pura y dos con sal. Solamente alguien con una mentalidad dictatorial podría llegar a sentirse tan superior como para perdonarlos. ¡Ah! Pero se aplicará una encuesta entre las víctimas…como la que aplicaron para su candidata al ExDF en la que su dedito decidió.

Eso es exactamente lo que hacía en su época el partido del que formó parte. En el imaginario popular se considera que ese partido tenía pactado con el crimen organizado las rutas y actividades de cada cartel. Pretende regresar a esa época.

Todavía más: recordemos las épocas de los movimientos guerrilleros que querían acabar con las burguesías. Eso es lo que ofrece: acabar con “los de arriba” (que resulta que ahora son parte de su séquito), incluidos los “pirruris” de los que encima que padecían la inseguridad del DF cuando él era responsable, se burló de ellos. Eso es lo que nos espera.

La inflación es el impuesto a los pobres. La razón es que la gente de escasos recursos no tiene acceso a los sistemas financieros que lo cubrirían de los efectos de la pérdida del poder adquisitivo de la moneda.

Ahora promete regalar dinero ¿De dónde lo va a sacar? Dice que acabando con la corrupción obtendría el dinero. ¿Acaso se referirá al Sr. de las Ligas; a su tesorero apostador; a la diputada lleva-recados; al delegado con carretadas de dinero; al expresidente municipal encarcelado por trabajos con la delincuencia organizada? Esos no cuentan. Regalar dinero lo único que va a hacer es volver a las épocas inflacionarias y deficitarias que tanto le hicieron daño a México.

Viva el CNTE, el SME, Antorcha Campesina, los 400 pueblos (que en realidad son como 13 exhibicionistas) y un largo etcétera de movimientos sociales (eufemismo para describir a vividores del sistema). Es una reencarnación del corporativismo de las épocas doradas de Don Fidel y los sindicatos. Nada más acuérdese de esta columna cuando empiecen a brotar las huelgas por todos lados.

Ni se le ocurra a alguien contradecirlo o exhibirlo como en la página de morena.com porque “hay que aplicarle todo el peso de la ley porque difama”. Tal como en cualquier régimen totalitario actual o como cuando existía PIPSA.

Quizá la pregunta es cómo llegamos a esto. ¿Por qué hay tanto aparente seguidor? Considero que no le prestamos la suficiente atención a quienes no tenían trabajo o recursos, o no exigimos lo suficiente cuando salían a la luz los escándalos de la corrupción sin límite. Lo debimos haber hecho mejor en su momento porque todo parece indicar que ahora vamos para atrás.

El autor es Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane; cuenta con la Maestría en Alta Dirección de Empresas, en el IPADE. Se desempeñó como Director General de entidades del área Internacional en Santander Serfin. Es Director del programa OneMBA y tiene su Despacho asociado con Crowe Horwath para proporcionar asesoría en temas de Finanzas Corporativas.

,
Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.