Monterrey

Cultura de procesos para elevar la productividad

OPINIÓN. Hoy en día la generación millennial es la que está entrando al mercado laboral, la cual se conforma por más de dos millones de personas entre 20 y 30 años.
CUESTIÓN 
PÚBLICA

RODOLFO
GÓMEZ
ACOSTA
19 mayo 2016 10:13 Última actualización 19 mayo 2016 10:17
Rodolfo  Gómez Acosta

Rodolfo Gómez Acosta

Mucho se ha hablado de la importancia de la educación para elevar la productividad de las personas. La transmisión del conocimiento se lleva a cabo en los distintos grados académicos, pero igual de importante es la educación que se adquiere con la práctica. Los primeros pasos de la vida laboral de una persona son muy importantes, incluso si el trabajo que se realiza no está relacionado directamente con la profesión elegida. Un trabajo en un restaurante de comida rápida, por ejemplo, puede ser de gran ayuda para aprender la importancia de seguir los procesos productivos y lograr elevar la productividad de las empresas.

En los países desarrollados los jóvenes combinan sus estudios con trabajos de medio tiempo, lo cual es considerado uno de los factores que han contribuido a elevar la productividad de estas naciones, ya que los jóvenes aprenden en un ambiente real la importancia de seguir los procesos productivos. En Estados Unidos, por ejemplo, la quinta parte de la población que conforma su mercado laboral inició en trabajos relacionados con los restaurantes de comida rápida, a lo que se le atribuye la disciplina de seguir procesos preestablecidos para garantizar la eficiencia en la producción.

El éxito de muchas empresas está basado en el proceso que utilizan para producir su bien o servicio. El seguimiento minucioso de cada acción preestablecida es lo que garantiza la homogeneidad del producto. Otra de las ventajas de seguir un proceso es la optimización del tiempo y los recursos, lo que ayuda a aumentar la eficiencia en la operación. La teoría de cómo llevar a cabo un proceso se aprende en la escuela, pero es en el ambiente laboral donde se conoce realmente la importancia que esto tiene para el éxito de una empresa.

Existen ventajas al estudiar y tener un trabajo de medio tiempo, el mercado laboral valora las competencias que se adquieren al combinar estas dos actividades. Sin embargo, es importante que los jóvenes que por necesidad o elección propia opten por esta opción, no descuiden su desarrollo académico. Los trabajos de medio tiempo pueden ser una gran ayuda para sembrar en las personas la cultura del trabajo y desarrollar una serie de competencias que pueden contribuir en el éxito profesional. No obstante, es de suma importancia que las personas continúen con su aprendizaje en la universidad.

Hoy en día la generación millennial es la que está entrando al mercado laboral, la cual se conforma por más de dos millones de personas entre 20 y 30 años. Las empresas y el sistema educativo tienen que conocer y aprovechar la forma en que esta nueva generación aprende y utilizar su capacidad para contribuir a elevar la productividad.

* El autor es abogado por la Facultad Libre de Derecho de Monterrey y Maestro en Derecho Financiero Internacional por Boston University. Su carrera profesional se ha enfocado al ámbito financiero y legal, ocupando puestos en diferentes entidades públicas.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.