Monterrey

Crisis no significa oportunidad en chino; aunque hoy China sí sería una oportunidad

OPINIÓN. Si el TLCAN terminase, el comercio con EU probablemente continuará a tasas arancelarias de la OMC, haciendo que muchos productos de México sean más caros en EU, pero dejando más o menos intacto el flujo comercial.
DESDE TEXAS...
Javier Amieva
javier.amieva@hispanicinternational.com
11 diciembre 2017 9:45 Última actualización 11 diciembre 2017 9:45
Javier Amieva, analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos..

Javier Amieva, analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.

La muy difundida creencia de que la palabra “crisis” se escribe igual que “oportunidad” en chino es del todo falsa, pero hoy, ante la política comercial internacional amenazante de Trump, la supuesta falsedad resulta verídica. He aquí, la explicación basada en la crisis que México percibe – justificadamente- ante un posible colapso del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Acabar con el TLCAN, probablemente colocaría a Estados Unidos (EU) y a México en un terreno inestable, pero los economistas dudan de que esto, devaste a cualquier socio al corto plazo. Sin el TLCAN, el comercio entre México y EU; operaria bajo las normas arancelarias de la Organización Mundial del Comercio (OMC); y aunque se ha especulado que Trump buscaría salir de las reglas generales de la OMC, esto requeriría el consenso de las dos cámaras y un proceso más o menos largo.

Las principales objeciones de Trump sobre el TLCAN, las basa en el déficit comercial de EU; y a pesar de los esfuerzos de Trump por atacar el tratado, la brecha con los dos objetivos retóricos favoritos de Trump, México y China, es cada vez mayor. El déficit comercial general con México ha aumentado un 11 por ciento este año, y el déficit con China ha aumentado un 7 por ciento, según las cifras a Octubre de ese propio país.

Pero siendo objetivos, la verdad es que el TLCAN cambió la forma en la que los EU comen, y sin este acuerdo, los consumidores pueden perder el suministro de verduras frescas baratas, lo cual no acabaría con las cadenas de supermercados, pero molestaría a muchos empresarios.

Pero el sector que puede perder más es el de la fabricación de automóviles, porque las empresas estadounidenses han invertido mucho en poder enviar piezas de automóviles a México, ensamblarlas allí y luego llevarlas a EU para su venta. Los aranceles de la OMC para el sector del automóvil son mucho más altos que para la mayoría de las demás industrias, por lo que no solo los consumidores tendrán que pagar más por los automóviles, sino que probablemente desestabilizarán la actual cadena de fabricación, lo que generaría problemas en todo México.

En conjunto, sin embargo, el arancel promedio aplicado para EU es del 3.51 por ciento para todos los productos importados de los países miembros de la OMC. Trump ha amenazado con elevar los aranceles al 35 por ciento para impulsar a las empresas a construir productos en su país, Pero esto es improbable; la tecnología, la robótica y la mano de obra, no están a las órdenes de políticos caprichosos. Entonces, si el TLCAN terminase, el comercio con EU probablemente continuará a tasas arancelarias de la OMC, haciendo que muchos productos de México sean más caros en EU, pero dejando más o menos intacto el flujo comercial. Esto no quiere decir que no debe preocuparnos el perder el tratado, o que no busquemos muy en serio más socios comerciales. México exporta actualmente a EU, unos 285 mil millones de dólares y a China tan sólo unos siete mil millones de dólares, la brecha es muy amplia.

China y México aumentaron el comercio de 4.9 mdd en 2015 a 5.4 mdd en 2016. El mercado chino se está abriendo a productos como el tequila, la cerveza, los plátanos y los aguacates. Pero, señala Dussel, México ha tratado de redirigir el comercio con China durante años, sin embargo, no ha disfrutado del tipo de éxito que ha tenido con los EU a través del TLCAN.

Recientemente, en junio, el embajador de China en México, Qiu Xiaoqi, dijo que su país estaba abierto a un acuerdo de libre comercio. Es cierto que un déficit comercial es preocupante para EU, pero esto no significa que se esté perdiendo dinero con China o con México, lo que representa es que las empresas y consumidores estadounidenses compraron más bienes y servicios de México o China que los consumidores de esos países compraros a empresas estadounidenses; pero honestamente China es mejor opción que Rusia y puede ser un socio – misterioso y cerrado-, pero al fin un buen socio para México ¿Usted qué piensa estimado lector

El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.
Sign up for free