Monterrey

Crédito se acelera en Nuevo León

OPINIÓN. Según datos del Banco de México, el crédito otorgado por la banca comercial al sector privado creció en 15.2 por ciento anual (datos nominales) durante el segundo trimestre de este año.
VISIÓN ECONÓMICA

JESÚS GARZA

jgarzagg@gmail.com
08 septiembre 2016 11:20 Última actualización 08 septiembre 2016 11:24
Jesús Garza

Jesús Garza

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) publicó esta semana las cifras de crecimiento del crédito en el país. El crédito total al sector privado creció 14.2 por ciento real anual en julio, por encima del 13.2 por ciento reportado en el mes anterior.

Ello representa una expansión del crédito de 12.6 por ciento real anual en los primeros siete meses del año.

Al interior, todos los componentes se comportaron de manera favorable,
el crédito al consumo creció 10.7 por ciento real anual, a la vivienda en
8.5 por ciento y el dirigido a las empresas en 17.8 por ciento. Por otro
lado, el índice de morosidad se mantuvo en niveles bajos, 2.7 por ciento
comparado con 3.3 por ciento el año pasado. Pero, veamos cómo ha evolucionado el crecimiento del crédito en la región Noreste del país.

Según datos del Banco de México, el crédito otorgado por la banca comercial al sector privado creció en 15.2 por ciento anual (datos nominales) durante el segundo trimestre de este año.

Ello se compara con una expansión de 29.6 por ciento en Tamaulipas, 5.3 por ciento en Coahuila y un impresionante 81 por ciento en Nuevo León (su mayor nivel de expansión desde por lo menos el primer trimestre de 2004).

Destaca en esta última entidad el fortalecimiento del crédito hacia el
sector industrial (+15.2 por ciento anual), al comercio (+39.2 por ciento)
y a la vivienda (+20.5 por ciento).

Si bien el Banco de México no reporta el dato de crédito al consumo
es muy probable que la expansión del crédito en este rubro también haya crecido significativamente.

Así, el crecimiento del crédito continúa evolucionando favorablemente
destacando la aceleración del mismo en Nuevo León. Recordemos que la expansión económica en Nuevo León sigue superando al crecimiento nacional (el PIB en Nuevo León creció 3.7 por ciento en el primer trimestre del año comparado con 2.6 por ciento en el país) lo que probablemente se reflejó en una mayor demanda de crédito en la entidad. Por otro lado, el sólido crecimiento de empleos formales
en la entidad (según datos del IMSS el empleo formal se expandió
4.2 por ciento anual durante los primeros 7 meses del año) ha contribuido a la aceleración de los créditos de nómina y de las tarjetas de crédito.

Hacia adelante esperemos que continúe el buen desempeño del crédito
si bien podríamos observar cierta moderación en su ritmo de crecimiento.

La economía parece haber entrado en una etapa de desaceleración
que pudiese impactar a la demanda financiera. Sin embargo,
existe todavía espacio para mantener tasas de crecimiento importantes.
Una mayor oferta financiera parece ser el primer resultado positivo de
esta reforma. Ello está repercutiendo favorablemente a la expansión del
crédito hacia las Pymes (70 por ciento todavía recurren a proveedores
para su financiamiento según cifras del Banco de México), que en Nuevo León son muy buenas noticias.

* El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.