Monterrey

Crecimiento automotriz
dependerá de Trump

Expertos advierten que la inversión extranjera podría ser menor ante las decisiones ejecutivas del nuevo presidente de EU.
Juan Antonio Lara  | jlara@elfinanciero.com.mx
07 febrero 2017 8:37 Última actualización 07 febrero 2017 8:41
PERSPECTIVA. La inversión de armadoras y de autoparteras podrá disminuir en el país durante los próximos años.

PERSPECTIVA. La inversión de armadoras y de autoparteras podrá disminuir en el país durante los próximos años.

El crecimiento del sector automotriz en México dependerá de las decisiones que tome el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

El presidente de los Estados Unidos ha amenazado con fijar un impuesto de un 35 por ciento sobre los vehículos importados desde México, y ha criticado a automotrices extranjeras como BMW y Toyota Motor por la fabricación de vehículos en México para el mercado estadounidense.

Ante estas amenazas, la inversión de empresas armadoras y de autopartes podría disminuir en los próximos años.

“El mensaje que nos manda es que la inversión americana va a estar más competida con Estados Unidos, porque allá seguramente les van a querer dar incentivos o forzar para que se queden. Antes se venían acá y nadie les decía nada, ahora si les van a estar diciendo y lo van a pensar dos veces”, advirtió Manuel Montoya Ortega, director del Clúster Automotriz de Nuevo León (CLAUT).

Una prueba de esta nueva política fue la cancelación del proyecto de la Ford Motor Company, que tenía planes para invertir 1,600 millones de dólares en San Luis Potosí y que por presiones de Trump se hará en Estados Unidos.

Montoya señaló que en el vecino país del norte ahora van a querer retener a las nuevas inversiones mediante incentivos fiscales o forzarlas para que se queden allá.

El proyecto en San Luis Potosí crearía dos mil 800 nuevos empleos directos en los próximos 5 años.

Ford Motor Company tenía contratados a 58 personas que ya trabajaban en el proyecto de la planta que se construiría en el estado y que deberán ser liquidados conforme a lo que indica la ley.

PUBLICIDAD
El director del CLAUT señaló que al parecer el automóvil que se pensaba producir en San Luis será fabricado en Hermosillo, Sonora, donde Ford tiene una planta.

“Lo que entiendo es que la producción del Focus que se iba a hacer en San Luis, se va a hacer en Hermosillo. El tema es la nueva inversión, que creo es la que se va a frenar. En ese sentido, creo que la inversión (extranjera) será más lenta”, refirió.

Pese a lo anterior, Montoya opinó que las cartas del nuevo gobierno de Estados Unidos todavía no se ven.

“Tiene que empezar a gestionar e ir viendo las cosas que el gobierno americano decida, para ver cuál va a ser el impacto”, expresó Montoya.

Se ha dicho tanto, pero todo mundo está a la expectativa de lo que va a pasar.

En cuanto a los proyectos que tiene el Clúster, destacó que está trabajando con la Secretaría de Economía para impulsar el desarrollo de infraestructura para la fabricación y diseño de herramentales, que es uno de los huecos que tiene la industria.

“La devaluación del peso frente al dólar le da más competitividad a los que están en México y esto es algo que se
puede aprovechar”, indicó Montoya.

RETOS
El director del CLAUT menciona que uno de los retos más importantes del sector es lograr una mayor integración nacional, ya que esto significa más negocio en México, no solo exportar lo importado.

“Hay que empezar a integrar más contenido de lo que se exporta, que esté hecho en México por empresarios mexicanos, con empleos generados por empresarios mexicanos”.

En Nuevo León, el grado de integración del sector automotriz anda por el 35 por ciento, pero hay regiones en el país que no llegan al 10 por ciento.

“Ha habido mucha inversión nueva en el sector, pero las empresas empiezan trayendo todo de fuera e integrando proveedores que no son críticos”, expresó.

Entre las armadoras nuevas que se han instalado en México se encuentran KIA, Honda, BMW y Nissan.