Monterrey

Crece inseguridad
en Nuevo León

OPINIÓN. La percepción de inseguridad en las ciudadanos de NL es superior en 2.4 puntos porcentuales a la existente en diciembre de 2016, 67.8%.
UANL OPINIÓN ACADÉMICA
Cesáreo Gámez
28 abril 2017 9:55 Última actualización 28 abril 2017 9:55
Cesáreo Gámez, economista dela UANL.

Cesáreo Gámez, economista de la UANL.

El 70.2 por ciento de los ciudadanos de Nuevo León manifestaron sentirse inseguros en la población en que viven durante marzo de 2017, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), que elabora el INEGI.

Esta proporción es superior en 2.4 puntos porcentuales a la existente en diciembre de 2016 (67.8 por ciento) y es un reflejo de los diversos incidentes relacionados con la inseguridad, como asesinatos, robos, secuestros y extorsiones que se han manifestado en nuestra entidad en los últimos meses.

A nivel regional, el porcentaje más alto de inseguridad de registró en Reynosa, Tamaulipas, en donde más de cuatro quintas partes de la población (84.1 por ciento) manifestó sentirse insegura.

Esto se debe a la proliferación de bloqueos, balaceras, asaltos y extorsiones que han azotado a esta población fronteriza, como desgraciadamente han sido testigos muchos regiomontanos que han transitado por esta ciudad en fechas recientes.

En lo referente a la percepción de seguridad en lugares específicos, el 80.2 por ciento de la población de 18 años y más manifestó sentirse insegura en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, 73.4 por ciento en el transporte público, 66 por ciento en los bancos y 65.1 por ciento en las calles que habitualmente usa.

La ENSU también proporciona información sobre la percepción de los ciudadanos respecto a las diversas corporaciones encargadas de combatir la inseguridad. Aquellas que cuyo desempeño fue percibido como “muy o algo efectivo” en sus labores: los mejor calificados fueron la Marina (85.6 por ciento), y el Ejército (82.9 por ciento), la Policía Federal pasó de “panzazo” con 63.6 por ciento. Las que resultaron reprobadas fueron la Policía Estatal (49.4 por ciento) y la Policía Municipal (38.5 por ciento).

En cuanto a las perspectivas en materia de inseguridad, la situación no es mucho mejor. En marzo de 2017, el 36.8 por ciento de la población de 18 años y más consideró que en los próximos 12 meses la situación de la delincuencia en su ciudad seguirá igual de mal, lo que representa un aumento de 2.2 puntos porcentuales respecto al mismo trimestre de 2016. Por otra parte, el 33.8 por ciento de la población mencionó que la situación empeorará en los próximos 12 meses.

El combate a la inseguridad es una de las “asignaturas pendientes” del régimen del Gobernador Rodríguez Calderón. A pesar de las diversas políticas y medidas adoptadas por la actual administración, los indicadores de inseguridad muestran una preocupante tendencia al alza.

Esta es una de las principales razones de la caída en la popularidad del actual gobernador de la entidad y de su equipo de gobierno.

Inician campañas electorales
Finalmente iniciaron las campañas electorales en diversas entidades del país, incluyendo algunas consideradas clave, como el Estado de México y Coahuila. En estas entidades, las encuestas de opinión ciudadana han mostrado una fuerte presencia de los paridos de oposición.

Tradicionalmente, y al parecer en estos casos no es la excepción, los procesos electorales van acompañados de medidas relacionadas con el gasto público, como aumento de los subsidios, reparto gratuito de bienes y servicios, inauguración de obras públicas y otros elementos que constituyen el llamado “gasto visible”.

Lo que suceda en estas elecciones tendrá efectos fuertes (positivos o negativos) en las elecciones presidenciales de 2018, por lo que habrá que darle un seguimiento cercano en las próximas semanas.

El autor es economista dela UANL, con Doctorado en la Escuelade Graduados de Administración y Dirección de Empresas (EGADE) del ITESM. Es profesor de la Facultad de Economía de la UANL y miembro del SNI-Conacyt.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.