Monterrey

Crece el interés en NL por aprender idioma y cultura de Corea

Ante la llegada de Kia a Nuevo León, ha crecido el interés por aprender el idioma coreano y la cultura de este país asiático entre estudiantes, técnicos, profesionistas y empresarios de la entidad.
Juan Antonio Lara
04 febrero 2015 22:6 Última actualización 05 febrero 2015 5:0
Coreanos. (El Financiero)

Coreanos. (El Financiero)

MONTERREY.- Ante la llegada de Kia a Nuevo León, ha crecido el interés por aprender el idioma coreano y la cultura de este país asiático entre estudiantes, técnicos, profesionistas y empresarios de la entidad.

Para responder a este interés, la Universidad Autónoma de Nuevo León, a través del Centro de Estudios Asiáticos y con el apoyo del gobierno de Corea del Sur, inició una serie de cursos que van desde la cultura pop coreana hasta el desarrollo económico y las corporaciones en Corea y el Este de Asia.

En entrevista con El Financiero, Renato Balderrama, director del Centro de Estudios Asiáticos de la UANL, comentó que a partir de la creación de esta dependencia se triplicaron los convenios entre la Máxima Casa de Estudios y las instituciones asiáticas.

Firmaron cuatro convenios con universidades estratégicas de Corea del Sur, con China tienen seis y con Japón cuatro.

“Corea del Sur es una economía que está muy cerca de ser la décima a nivel mundial. En términos tecnológicos y científicos nos supera, pese a que es un país pequeño, ya que en territorio cabe en el estado de Chihuahua y es un tercio de la población de México”.

Balderrama comentó que este país está en medio de dos gigantes de Asia, como son China y Japón, por lo cual su gobierno ha creado una serie de proyectos para difundir su cultura, su idioma y su historia, de la cual están muy orgullosos.

Y la UANL es la única institución educativa del noreste de México acreditada oficialmente por el gobierno de Corea del Sur para difundir su lengua y cultura desde agosto del 2014.

El directivo mencionó que la Korea Foundation creó cuatro programas a nivel mundial para difundir la cultura de este país: uno para Asia, otro para Europa, uno más para Estados Unidos y otro para Latinoamérica, pero su sede estaba en la Universidad de California, de Los Ángeles.