Monterrey

Coparmex pide bajar el gasto corriente federal

El presidente de la Coparmex Nuevo León, César Montemayor Zambrano, consideró que para el siguiente año el gobierno federal debería disminuir el gasto corriente y una mayor simplificación fiscal.
Juan Antonio Lara
18 noviembre 2015 22:7 Última actualización 19 noviembre 2015 9:39
Coparmex. (Félix Vásquez)

El organismo exige una mayor simplificación fiscal para apoyar a las Pymes. (Félix Vásquez)

MONTERREY.- La Coparmex Nuevo León demandó al Gobierno Federal una reducción del gasto corriente para el 2016 y una mayor simplificación fiscal.

César Montemayor Zambrano, presidente del organismo, dijo que la mejor manera de acelerar el crecimiento es a través del incentivo a la actividad económica empresarial.

“Sin embargo, a lo largo del año las empresas y los trabajadores se han visto afectados por las políticas fiscales meramente recaudatorias que nos agobian desde el 2014”, indicó.

Mencionó que en los primeros nueve meses del año, el Servicio de Administración Tributaria obtuvo 200 mil millones de pesos más por concepto de impuesto sobre la renta a las personas morales y a los asalariados del País, un 23.5 por ciento más que en el mismo período del 2014.

“Los datos del Tercer Informe de Finanzas Públicas de la Secretaría de Hacienda revelan que, en términos reales, las empresas y los trabajadores del país están pagando este año un 37 por ciento y 17 por ciento, respectivamente, más de impuestos al fisco federal que el año pasado”.

En total, el fisco federal ha recaudado, de enero a septiembre del 2015, la cantidad de 447 mil millones de pesos más que en el mismo período del 2014.

“Estos 447 mil millones adicionales fueron extraídos del sector productivo mayormente por los aumentos de impuestos contenidos en la reforma fiscal que entró en vigor en 2014. ¿Y en qué se usó ese dinero?”, preguntó el presidente de la Coparmex Nuevo León.

Principalmente para compensar la menor entrada de ingresos petroleros. Los ingresos totales del sector público federal de enero a septiembre de este año rebasaron en unos 182 mil millones de pesos a los que se tuvieron en el mismo período del 2014.

“Entonces hay 245 mil millones de pesos adicionales de ingresos que el gobierno federal tomó del sector productivo, netos de los menores ingresos petroleros. Que no nos digan, por favor, que “no hay recursos”, refirió.

“El problema, realmente, es que el gasto del gobierno, en sus tres niveles, es simplemente insaciable”, afirmó.

La reforma fiscal cumplió con sus fines recaudatorios y mantuvo las finanzas públicas sanas, lo cual es muy positivo.

“Pero, ante la falta de reducciones en el gasto corriente, esta estabilidad vino acompañada de un muy bajo crecimiento económico”.

Lo ideal, indicó el dirigente empresarial, sería que los ingresos tributarios récord que están entrando a las arcas del Gobierno federal tuvieran un efecto multiplicador en la economía, a través de un gasto e inversión eficientes.

“Al ser cada vez más oneroso cumplir con los innumerables y siempre cambiantes requisitos del SAT, muchas empresas optan por la informalidad, en detrimento de todos”, refirió.

De igual forma, la generalización de la contabilidad electrónica para todos los contribuyentes (personas físicas y morales), eleva la carga para las micro y pequeñas empresas, que ahora tendrá que incurrir en mayores costos para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

“Urge simplificar, no complicar, el que las micro y pequeñas empresas cumplan con sus obligaciones fiscales”, demandó el presidente de la Coparmex Nuevo León.

EXPECTATIVAS

En cuanto a las expectativas económicas, dijo que México de nuevo crecerá este año apenas un 2.3 por ciento o 2.5 por ciento real cuando mucho.

“Este es un crecimiento muy mediocre y claramente insuficiente para generar la cantidad de empleos y riqueza real que requiere el País”.

Y de acuerdo con las expectativas de economistas del sector privado, para el próximo año se espera un comportamiento de la economía mayormente mediocre.

El Producto Interno Bruto del País podría alcanzar una tasa de crecimiento de 2.8 por ciento en el 2016, una ligera mejoría contra el logrado en el 2015.