¿Conviene invertir en este fondo de inversión que me ofrecen?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Conviene invertir en este fondo de inversión que me ofrecen?

COMPARTIR

···

¿Conviene invertir en este fondo de inversión que me ofrecen?

De acuerdo con los hallazgos de la economía conductual, las personas generalmente utilizan heurísticas para tomar decisiones.

Opinión MTY tecnologíco de monterrey Pablo Quezada
01/10/2018
Placeholder block

—No es bueno invertir en un fondo de inversión que busque tener un rendimiento por encima del mercado. Vale más apostarle al mercado.

¿A qué te refieres con mercado?

—Me refiero a las empresas más representativas de una bolsa de valores.

¿Por qué no es bueno invertir en uno de esos fondos?

—En Estados Unidos, un fondo de inversión que busca tener el rendimiento de las empresas más representativas de la bolsa de valores, Standard & Poor’s, le dio más retorno de inversión a sus clientes que tres cuartos de los fondos de inversión que buscan tener mejor rendimiento que estas empresas.

—Sin embargo, un cuarto de los fondos de inversión tuvo un mejor rendimiento. Para tener el mejor retorno de inversión, basta con identificarlos e invertir en ellos.

—Sí, el problema es que, en este caso, la probabilidad de que uno de esos fondos de inversión tenga mejor rendimiento que el mercado dos años consecutivos es 6.3%, y va disminuyendo exponencialmente a medida que se suman los años consecutivos.

—No es posible. ¿Por qué los administradores de este tipo de fondos de inversión cobran tan caro y ganan tanto dinero entonces? El otro día leí en CNNMoney que el administrador del “hedge fund” Paulson & Co., John Paulson ganó casi 5 billones de dólares estadounidenses en 2010 según los estimados de CNNMoney.

De acuerdo con los hallazgos de la economía conductual, las personas generalmente utilizan heurísticas para tomar decisiones. Una heurística es una estrategia de evaluación que sustituye una pregunta difícil por una más fácil o una regla de decisión compuesta de preguntas más fáciles. Coloquialmente, se le podría llamar “regla de dedo” o “atajo mental”. Todo esto con el fin de “encontrar respuestas adecuadas a preguntas difíciles”, en palabras de Kahneman, quien propone extender la definición de este concepto. Utilizar heurísticas es eficiente si la decisión se ha tomado varias veces, se ha aprendido de los errores y no hay mucho que perder.

Imagina que tienes mucho dinero y un día se acerca un administrador de uno de estos atractivos fondos de inversión. Es elegante y parece que sabe de lo que está hablando. Te dice que su fondo de inversión es exclusivo y promete rendimientos altos. Solo personas con mucho dinero tienen invertido su dinero allí. A lo mejor hasta te ofrece un testimonio y te muestra el rendimiento de su fondo de inversión en el pasado reciente. Los números son impresionantes. El fondo de inversión ha tenido mejor rendimiento que el mercado dos años consecutivos. Aún así, tienes duda de que sea un charlatán y decides consultarlo con un amigo. Tu amigo dice que es de los mejores administradores de fondos de inversión que hay.

En este caso, si se utiliza una heurística para determinar si conviene invertir en este fondo de inversión que se ofrecen, algunas preguntas más sencillas que se pueden sustituir por ésta son: ¿me da confianza la persona que lo ofrece?, ¿qué dicen los demás de dicho fondo de inversión?, ¿cuál ha sido su rendimiento reciente?, ¿qué opina mi amigo al respecto? Como no tienes tiempo para averiguar si se trata de un fraude y la respuesta a todas estas preguntas indican que es buena idea invertir en dicho fondo de inversión, decides hacerlo.

Pasa un año y el rendimiento no es el esperado. Tu asesor dice que tengas paciencia. Fue un mal año. El próximo será mejor y a la larga tu rendimiento será próspero. Durante el siguiente año el rendimiento es igual al del mercado. De acuerdo. Decides darle una oportunidad. Pasa otro año y el retorno de tu inversión resulta por debajo del rendimiento del mercado. ¡Basta! Decides retirar tu dinero de dicho fondo. Tu asesor insiste en que lo dejes y esperes al largo plazo. Le haces caso. El próximo año el rendimiento del fondo de inversión es mayor al del mercado. Bien; decides dejar tu dinero para ver si lo mismo ocurre otro año consecutivo. Pasa otro año y el rendimiento no es el esperado. Tu asesor insiste en el largo plazo nuevamente. Y así pasan 5 años de altibajos y retroalimentación confusa. ¿Será que debes esperar 10 o 15 años para ver los frutos de tu inversión?

El autor es profesor del Departamento de Economía y especialista en economía conductual.

Opine usted: pablo.quezada@itesm.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.