Monterrey

Convertirán esmog en diamantes

Daan Roosegaarde, artista holandés, inauguró una “Smog-Free Tower”, en China, que limpia mil metros cúbicos de aire, según aseguró, lo que representa entre 20 y 70 por ciento más libre de esmog que el resto de la ciudad.
Redacción.
09 octubre 2017 9:49 Última actualización 09 octubre 2017 9:49
PROYECTO. Roosegaarde viajó a la Ciudad de México para trabajar en el proyecto de su propia “Smog-Free Tower”.

PROYECTO. Roosegaarde viajó a la Ciudad de México para trabajar en el proyecto de su propia “Smog-Free Tower”.

Ante estudiantes de la Universidad de Monterrey (UDEM), el artista y diseñador holandés, Daan Roosegaarde, presentó su proyecto para construir en la Ciudad de México una torre que convertirá el esmog en diamantes, similar a otra realizada por él mismo en Beijing.

Estudiantes de la División de Arte, Arquitectura y Diseño de la UDEM conocieron algunos de los proyectos en los que ha trabajado en los últimos años.

Roosegaarde –graduado en Arte y Master en Arquitectura por el Instituto Berlage en Rotterdam– transforma el dióxido de carbono en un anillo libre de esmog (smog free ring), con valor de unos 250 euros, y lo recaudado se vuelve a invertir en el mismo proyecto.

En su conferencia, presentó imágenes de una pareja en la India que utilizó esta joya como anillo de compromiso.

El año pasado, el artista holandés inauguró una “Smog-Free Tower”, en China, que limpia mil metros cúbicos de aire, según aseguró, lo que representa entre 20 y 70 por ciento más libre de esmog que el resto de la ciudad.

Explicó que bajo un proceso de ionización, la estructura arquitectónica recolecta en carbono las partículas esparcidas en el aire, que después comprime durante media hora a alta presión para obtener los diamantes.

“Es una forma de entender el lujo y es una propuesta que se relaciona con un mundo limpio”, abundó el ponente. Roosegaarde experimenta con diversos materiales en busca de “aire limpio, agua limpia y energía limpia”, para actualizar la realidad y “disparar la imaginación”.

Asimismo, el artista habló de Waterlicht, un proyecto donde usando la tecnología de la luz LED, proyecta cómo estaría el alto nivel del mar en una ciudad si no existiera la intervención humana.

Esto fue creado para La Plaza de los Museos en Ámsterdam, donde contó con 60 mil visitantes en una noche, mencionó.

Roosegaarde también ha trabajado en China para crear bicicletas que purifican el aire contaminado y lo convierten en aire limpio.