Monterrey

Contrato con Kia genera controversia

Una verdadera polémica causó el contrato contrato firmado entre la armadora koreana Kia con el gobierno de Nuevo León; expertos consideran que no hay delito por estar sujeto a las leyes de transparencia.
Daniel Aguiano/ Édgar Rivera
22 noviembre 2015 22:14 Última actualización 23 noviembre 2015 5:0
Kia. (Cortesía)

Para algunos expertos no hay delito por el amparo de la ley de transparencia; otros indican que la empresa debió ser advertida.  (Cortesía)

MONTERREY.- La difusión vía Facebook del contrato entre el Gobierno de Nuevo León con la armadora Kia por parte de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec) está generando polémica, ya que para algunos expertos no existe delito por estar sujeto esto a leyes de transparencia, mientras que otros señalan que se violó la cláusula 17.8 del mismo documento.

Ernesto Cerda, socio del Despacho Elizondo Cantú y Asociados (DECS), dijo que la publicación del contrato se sustenta en que la petición de que se hiciera público el documento provino del Congreso con el respaldo de la legislación de transparencia.

“Cuando hay un ente público en el contrato, como el Gobierno de Nuevo León, se tiene que ver cómo está relacionado con la ley de transparencia, y ver hasta donde cubre, porque este tipo de contratos sí cubre cuestiones particulares, pero en caso de que fuera parte de una investigación, por ejemplo, las partes se ven obligadas a presentar información a pesar del acuerdo de confidencialidad”, dijo.

La semana pasada, la bancada del partido Movimiento Ciudadano, encabezada por el diputado Samuel García, promovió un punto de acuerdo para solicitar al Gobierno del estado hacer público el contrato que la administración de Rodrigo Medina estableció con Kia Motors.

El especialista destacó que “cuando tú haces convenios con algún organismo de gobierno, estás a expensas de que esto suceda, porque se trata de un organismo público por definición”, añadió.

Sin embargo fuentes cercanas a la empresa y otros expertos fiscales, que pidieron no ser citados, señalaron que al no consultar a Kia sobre esta publicación, la armadora podría demandar a su contraparte.

“En este momento Kia prepara una estrategia legal para defenderse por lo cual mantiene hermetismo sobre el asunto”, dijo una de las fuentes.

La cláusula 17.8 del contrato referente a confidencialidad señala: “Este Acuerdo contiene información que es altamente confidencial y comercialmente sensible para KMC (y / o su designado(s)).

El contenido de este Acuerdo se considerará como un secreto comercial de KMC (y / o su designado(s)). En la máxima medida permitida por la ley, las partes, en todo momento deben mantener la confidencialidad de este Contrato y toda la Información Confidencial y no revelar a nadie más que a las personas que son a la vez (i) representantes de la parte respectiva y (ii) a quien necesite conocer dicha información o datos para los fines del proyecto y quienes estén conscientes de las obligaciones de confidencialidad y estén de acuerdo en mantener este Acuerdo y dicha Información Confidencial como tal.

Destaca que, “en el caso de que cualquiera de las partes de México esté obligada a revelar cualquier información confidencial de conformidad con la ley aplicable, dicha parte mexicana proporcionará a KMC (y / o su designados (s)), aviso inmediato, por lo que KMC (y / o su representante) s)) pueden solicitar una orden de protección u otro remedio apropiado para proteger esta información.

Por su parte, Carlos Araiza, también socio del Despacho Elizondo Cantú y Asociados (DECS), comentó que desde que se firma un contrato como el del Gobierno con Kia, se establecen cuáles son los términos y condiciones en las que se realiza.

Asimismo, las cláusulas de confidencialidad deben especificar sobre qué aspectos del acuerdo se aplica la secrecía y cuáles serían las penalidades para cualquiera de las partes en caso de que alguna incumpliera con sus obligaciones.

Añadió que la confidencialidad de un contrato puede darse en dos variantes; una, en los términos relativos al documento que firman las dos partes y otra en la información que cada ente involucrado presentó sobre sus respectivas operaciones y actividades.