Monterrey

Continúa gobierno de NL refinanciando su deuda

Lanzan licitación por 12 mil 650 mdp, como parte del proceso
de reestructura
Alejandra Mendoza
amendoza@elfinanciero.com.mx
20 febrero 2017 10:41 Última actualización 20 febrero 2017 13:0
Monterrey

El gobierno local trabaja en el refinanciamiento de su deuda por 42 mil 700 millones de pesos, en su mayoría está contratada con la banca comercial.

La Tesorería del estado inició con la cuarta licitación de la contratación de financiamiento por 12 mil 650 millones de pesos, como parte del proceso de reestructura de los pasivos de Nuevo León.

El tesorero Carlos Garza Ibarra, informó que las propuestas de los bancos tienen como límite máximo, la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) a 28 días, más 135 puntos base, la cual es menor a la establecida en los créditos anteriores que ya ha licitado esta administración.

“Con esta operación se reducirá el impacto negativo de la tendencia al alza que ha mostrado la tasa de interés que establece el Banco de México”, explicó.

Indicó que los procesos que se obtengan, se destinarán al refinanciamiento o reestructura en mejores condiciones financieras, del saldo de créditos contraídos por la anterior administración.

El monto a licitar por el gobierno de Jaime Rodríguez, es el cuarto lanzado, y el de mayor cantidad; el monto total de la deuda a reestructurar es por 42 mil 700 millones de pesos.

La tercera licitación fue en diciembre pasado por un monto de tres mil millones de pesos.

La primera y la segunda licitación fueron lanzadas en octubre del año pasado; por un monto de mil 500 millones y ocho mil millones de pesos, respectivamente.

Cabe recordar que el pasado 20 de junio, el Congreso local aprobó al gobierno de Jaime Rodríguez, el reestructurar su deuda por 42 mil 700 millones de pesos.

De la cifra total de los pasivos, 29 mil millones de pesos están contratados con la banca comercial, comprendida en 28 créditos; la cual se podrá reestructurar a un plazo máximo de 20 años. Los 13 mil millones restantes, corresponden a seis financiamientos del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y se podrán reestructurar a un plazo máximo de 27 años.

Pese a los esfuerzos que realiza el estado por reestructurar sus pasivos uno de los obstáculos ha sido el aumento en las tasas de interés realizadas por el Banco de México (Banxico); tan sólo el año pasado el gobierno pagó 600 millones de pesos adicionales al servicio de la deuda por los cinco aumentos en las tasas de interés durante 2016.