Monterrey

Conclusiones en Davos,
Qatar y Ciudad de México

OPINIÓN. Los cambios tecnológicos provocados por la “Cuarta Revolución Industrial” además de traer beneficios, generarán riesgos concretos como el que a partir de 2016 y por los próximos 5 años.
AL TANTO

LUIS
FLORENTINO
ELIZONDO
LÓPEZ
26 enero 2016 9:21 Última actualización 26 enero 2016 9:44
(FIFA)

(FIFA)

Algunos empresarios dirán que apenas va a terminar enero y que estaban calentando motores. ¡De acuerdo!, pero me parece que con todo lo discutido en los Foros de Davos, Qatar y Ciudad de México celebrados durante la segunda quincena del año; queda claro que las excusas y el tiempo para arrancar 2016 con estrategias, se les ha terminado.

En efecto, las empresas que operan en este país deberán estar al tanto de lo que suceda y evolucione alrededor de los temas que fueron discutidos en la agenda de esos tres importantes foros.

Me refiero al 1) Foro Económico Mundial (World Economic Forum) con sede del 20 al 23 de enero en Davos, Suiza; 2) el Qatar-Mexico Business Forum celebrado el 21 de enero en Doha, Qatar y 3) el Mexico Business Forum que tuvo sede en la Ciudad de México el pasado 14 y 15 de enero.

Comenzaré entonces recordando algunas conclusiones a las que llegaron los participantes de la edición 45 del Foro Económico Mundial, que como saben, es el evento que reúne a los mandatarios, empresarios y líderes más influyentes del mundo con objeto de definir riesgos, soluciones y medidas de acción para enfrentar los grandes retos que aquejan a la comunidad internacional.

Así pues, les comento que en esta ocasión se enfocaron en dialogar sobre la denominada “Cuarta Evolución Industrial”, que no es otra cosa que el ánimo de identificar los efectos sociales y económicos que tendrá en los próximos años la convergencia de distintos desarrollos innovadores que habían estado desconectados; a saber, la nanotecnología, biotecnología, robótica, genética e inteligencia artificial.
Asimismo, dentro del Foro en Davos se discutió la necesidad de que la comunidad industrial internacional se enfoque en satisfacer necesidades humanas a través del uso exclusivo de energías renovables; ejemplo, se buscará cambiar a nivel global el ecosistema industrial del desarrollo aeronáutico a efecto de que los aviones se muevan sin turbosina y consuman solamente energía solar como lo hace ya la innovadora aeronave llamada Solar Impulse.

Por otra parte, les decía que el 21 de enero se celebró el Qatar-Mexico Business Forum; y en el cual, más allá de que altos funcionarios y empresarios de Qatar que dicho sea de paso es el cuarto socio comercial de nuestro país; discutieran junto con una comitiva Mexicana dirigida por Enrique Peña Nieto sobre las múltiples áreas de oportunidad que existen en el sector energético, lo que es muy importante destacar es que se firmaron una serie de Cartas Intención y Acuerdos Preliminares en temas más profundos como el desarrollo de estrategias conjuntas en materia educativa, científica e industrial para fomentar otros sectores, como el financiero, construcción, turístico y deportivo de ambas naciones, pues recuerden que este país será sede del Mundial FIFA 2022.

Por último, recordemos que el pasado 14 y 15 de enero, tuvo sede en la Ciudad de México el Mexico Business Forum 2016; organizado por ALLINIAL GLOBAL y a través del cual, líderes de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, la CONCAMIN, CANACINTRA, Tecnológico de Monterrey, Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Energía, entre otros, concluyeron que México como una de las principales 20 economías del mundo deberá rápidamente adaptarse y atender estas nuevas tendencias industriales; pues precisamente los cambios tecnológicos provocados por la “Cuarta Revolución Industrial” además de traer beneficios, generarán riesgos concretos como el que a partir de 2016 y por los próximos 5 años, las nuevas tendencias tecnológicas provocarán 100 mil desempleos al año solamente en nuestro país y aproximadamente un millón al año entre los demás miembros del G-20.

* El autor es Director General Despacho Elizondo Cantú, S.C. (DECSC).


Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.