Con militancia dividida, busca Acción Nacional dirigente estatal
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Con militancia dividida, busca Acción Nacional dirigente estatal

COMPARTIR

···

Con militancia dividida, busca Acción Nacional dirigente estatal

En elecciones internas, la institución también definirá a su presidente nacional.

Félix Córdova
09/11/2018
Militancia. Según números del partido, hay unos 15 mil militantes en el padrón.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Partido Acción Nacional (PAN) llegará este domingo a una elección interna en la que definirán quién será el dirigente estatal en Nuevo León en medio de acusaciones entre sus dos únicos candidatos, quienes dividen a los militantes: Sandra Pámanes y Mauro Guerra.

Además de elegir al dirigente estatal del partido albiazul, los panistas participarán en la contienda para definir quién será el nuevo presidente nacional de la institución.

A nivel local, la contienda arrancó el pasado 8 de octubre con las campañas internas del partido, y a los pocos días, comenzaron las acusaciones.

Y es que el 11 de octubre, Arturo Salinas, coordinador de campaña de Guerra, acusó a Pámanes de falsificar firmas de militantes con el fin de alcanzar las rúbricas requeridas para obtener su registro como candidata a la dirigencia estatal.

Según Salinas, Pámanes, quien fue secretaria de Ayuntamiento durante el gobierno municipal de la ex alcaldesa Margarita Arellanes, falsificó al menos 80 firmas.

Para demostrar que las rúbricas fueron falsificadas, Salinas mostró ante distintos medios de comunicación, cartas de personas que aseguraban no haber firmado a favor de Pámanes.

“Manifiesto bajo protesta de decir la verdad, que el suscrito en ningún momento otorgué mi firma de apoyo a la candidatura de la referida Sandra Elizabeth Pámanes Ortiz, y mucho menos, mi consentimiento para incluirme en dichos listados”, dijo Salinas.

Cabe destacar que Pámanes es apoyada por panistas de la vieja cúpula, entre ellos Fernando Canales, Teresa García de Madero, y José Luis “El Coco” Coindreau, entre otros.

Pámanes negó las acusaciones en su contra, y señaló a Guerra de filtrar datos personales de militantes panistas para un fin político, y le advirtió que lo denunciaría ante la Fiscalía Especializada Para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE).

Consultado vía telefónica, para el politólogo egresado del Tecnológico de Monterrey, Gilberto Miranda, es evidente que el PAN llega a una contienda electoral interna con la militancia dividida, y deteriorada tras las derrotas electorales en Nuevo León.