Monterrey

Complicada, la situación de las finanzas de NL: Elizondo Barragán

Tras una reunión con el gabinete de Rodrigo Medina de la Cruz, el coordinador del equipo de transición del próximo gobernador de Nuevo León, Fernando Elizondo Barragán, vaticinó un panorama difícil por la deuda adquirida por la administración priista.
Daniel Anguiano
16 julio 2015 20:37 Última actualización 16 julio 2015 20:37
elizondo y el bronco (Youtube)

El panorama se ve complicado hacia adelante, vaticinó Elizondo. (Youtube)

MONTERREY.- El nivel de deuda pública de Nuevo León deja en una situación muy comprometida a la administración estatal, dijo Fernando Elizondo Barragán, próximo Coordinador General del nuevo gobierno a cargo de Jaime Rodríguez Calderón.

“Eso está muy claro, que la situación es muy, muy comprometida. Ya lo habíamos visto en presentaciones anteriores, que entre gastos e ingresos hay una diferencia. El panorama se ve complicado hacia adelante, vamos a estar en circunstancias muy difíciles”, advirtió Elizondo Barragán, luego de una reunión que sostuvieron los equipos de transición del gobierno entrante y saliente.

Según la información presentada por el equipo de transición del gobierno actual, el total de la deuda directa del estado de largo plazo es de 35 mil 239 millones de pesos, de la cual el 99.8 por ciento tendría como fuente de pago las participaciones federales y sólo el 2 por ciento sería cubierto con ingresos propios.

Esto significa, dijo, que al menos 35 mil 177 millones de pesos están garantizados con recursos federales y 62 millones de pesos con recursos estatales.

“Los bancos no tienen riesgo, por eso está calificada bien la deuda del estado, porque en realidad el riesgo sería que el gobierno federal no pague las participaciones al Estado, pero ese riesgo no existe”, comentó.

Detalló que del total de la deuda, el 76 por ciento, 26 mil 583 millones de pesos, está con la banca comercial; el 19 por ciento, 6 mil 780 millones de pesos, con la banca de desarrollo y el 5 por ciento, mil 876 millones de pesos, es deuda bursátil.

Asimismo, mencionó que parte de este financiamiento se ha destinado por la administración actual al rubro de gasto corriente.

“El gasto corriente no debe ser objeto de financiamiento, pero los pesos que vienen de un préstamo no están marcados, no tienen una marquita que diga esto es para esto y esto para otra cosa”, comentó.

Elizondo Barragán añadió que bajo esas circunstancias el estado no tiene capacidad de inversión ni de adquirir más deuda.

“Se van a tener que tomar medidas muy estrictas para controlar el gasto, tenemos que tomar medidas muy severas; como está el panorama financiero es muy seguro que no va a haber inversiones”, dijo.

MONTERREY VI INVIABLE

Por otro lado, comentó que la misma condición en las finanzas públicas del estado son las que ponen al proyecto de Monterrey VI “en una situación de inviabilidad”.

Asimismo, añadió que desconocía que parte del desarrollo de la planta de la armadora coreana en el municipio de Pesquería, en esta caso Kia, esté siendo financiada por el gobierno estatal.