Monterrey

Competencia afectará a OMA en Nuevo León

El Aeropuerto Internacional de Monterrey, operado por Grupo Aeroportuario del Centro Norte y el Aeropuerto Internacional del Norte podrían disputarse el mercado comercial.
GAP espera crecimiento de pasajeros este 2014

OMA renegociará con la SCT el próximo año las tarifas máximas y los ajustes anuales por eficiencias. (Archivo)

MONTERREY.- El Aeropuerto Internacional de Monterrey, operado por Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA), y el Aeropuerto Internacional del Norte (ADN) podrían disputarse el mercado comercial, una vez que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes modifique la concesión del segundo, que actualmente opera como privado.

En el documento público denominado Forma 20-F, que la operadora de aeropuertos envía a la Securities and Exchange Commission (SEC), de Estados Unidos; señala en el apartado de Factores de Riesgo que cualquier competencia podría tener un efecto adverso en las operaciones de la empresa.

“La compañía también podría enfrentar la competencia de parte del Aeropuerto del Norte (…), pues el estado de Nuevo León solicitó en el pasado a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, modifique la concesión de este aeropuerto a fin de que el mismo pueda ser utilizado por vuelos comerciales”, señala el documento.

OMA explica que no existe garantía de que el órgano regulador no apruebe dicha modificación y que los vuelos comerciales no operen desde el Aeropuerto del Norte.

“Cualquier competencia de parte de otros aeropuertos podría tener un efecto adverso significativo sobre el negocio, los resultados de operación, las perspectivas y la situación financiera de la compañía”, explica en la 20-F Valeria Romo Martínez, analista de Grupo Financiero Monex, explicó que la afectación para OMA dependerá de la capacidad instalada con la que cuente el ADN, también denominado Sociedad Cooperativa de Consumo de Servicios Aéreo.

“Sí habrá un impacto, pero sería limitado en base a la capacidad instalada del aeropuerto privado, si es pequeño, podría estar operando vuelos comerciales muy similar a lo que ocurre en el aeropuerto de Toluca”, agregó la especialista.

El ADN, ubicado en el municipio de Apodaca, cuenta desde su creación, de acuerdo con información publicada en su página de internet, con dos pistas de aterrizaje, sistema de aterrizaje instrumental (ILS, por sus siglas en inglés), radiofaro ominidireccional de muy alta frecuencia (VOR, por sus siglas en inglés), aduana, migración y oficinas de Sagarpa y autoridades aeronáuticas.

Entre los servicios que ofrece está el resguardo, mantenimiento y reparación de aeronaves, suministro de turbosina y gasavión, cuerpo de rescate y extinción de incendios.

De acuerdo con información pública, a falta de un aeródromo en Nuevo León, la terminal aérea fue inaugurada en 1942, a iniciativa de American Airlines, con la intención de ofrecer desde y hacia Monterrey sus servicios.

Dado su crecimiento fue necesario construir un nuevo aeropuerto para vuelos comerciales, mismo que ahora opera OMA.

De acuerdo a la regulación mexicana, el gobierno puede otorgar, mediante una licitación pública, nuevas concesiones para construir, desarrolla, administrar y operar terminales aéreas.

Sin embargo, este proceso puede ser omitido a quienes ya posean un permiso para operar y que tengan la intención de modificar el aeródromo en un aeropuerto, entre otros.

Grupo Aeroportuario Centro Norte explica que el estar sujeto a la regulación gubernamental, limita la flexibilidad de sus operaciones aeronáuticas y la modificación de las tarifas por sus servicios.

Señala que “en términos generales, la compañía no puede modificar de manera unilateral sus obligaciones, ni incrementar sus tarifas máximas en el supuesto de que el volumen de tráfico de pasajeros o las demás presunciones que sirvieron de base para las regulaciones cambien durante un determinado periodo”.

OMA renegociará con la SCT, el próximo año las tarifas máximas y los ajustes anuales por eficiencias.