Monterrey

Coca-Cola FEMSA refinanciará deuda por 10 mmdp

Moody’s califica la emisión con A2/Aaa.mx y la coloca con perspectiva negativa.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
13 junio 2017 7:59 Última actualización 13 junio 2017 7:59
Coca-Cola

Coca-Cola (Bloomberg)

Coca-Cola FEMSA (Kof) emitirá certificados bursátiles por diez mil millones de pesos para refinancar deuda de un bono Yankee que vence en el 2018.

Las notas se emitirán en un tramo a cinco años con tasa variable y otro a diez años con tasa fija.

Al respecto, Moody’s asignó calificaciones A2/Aaa.mx y perspectiva negativa a la emisión propuesta.

La evaluadora explicó que dichas calificaciones se sustentaron, por una parte, en la posición que tiene Kof dentro del sistema Coca-Cola como la embotelladora más grande del mundo.

Alonso Sánchez, vicepresidente de Moody’s, explicó que la evaluación “también refleja su fuerte rentabilidad y una amplia y sostenida generación de flujo libre de efectivo y métricas crediticias saludables en los últimos años”.

Añade que éstas también consideraron los modestos crecimientos que podría tener en algunos mercados de América Latina, así como la volatilidad del tipo de cambio y su repercusión en la materia prima.

Moody’s explica que actualmente Kof mantiene calificaciones por encima de la que ostenta la evaluación soberana de México lo que “refleja la solidez de los indicadores crediticios, así como su amplia liquidez, limitada dependencia en el sistema bancario y su generación de efectivo fuera de México”.

Dijo que el 65 por ciento de los ingresos como el 60 por ciento de los activos de la empresa están fuera de México, con lo que reduce y mitigan diversos factores de la economía mexicana.

Por su parte, S&P Global informó que asignó una calificación en escala nacional -CaVal- de mxAAA a esta emisión.

“Nuestra calificación sobre la emisión propuesta de certificados bursátiles de Kof está al mismo nivel que la calificación de riesgo crediticio de la compañía. Lo anterior refleja los avales que otorgan las subsidiarias mexicanas de Kof, cuyos activos representan más del 50 por ciento del total de la empresa, y, por consiguiente, mitigan una posible subordinación estructural en relación con los pasivos operativos de la compañía”, detalló la calificadora.