Monterrey

Clínicas del Azúcar, modelo de negocio con impacto social

Motivado por una experiencia personal, el empresario Javier Lozano fundó Clínicas del Azúcar en el 2012, una empresa de origen regiomontano, la que al día de hoy es una compañía en pleno crecimiento y con reconocimiento a nivel nacional e internacional.
Daniel Anguinao
02 diciembre 2014 21:11 Última actualización 03 diciembre 2014 7:43
Clínicas del Azúcar. (El Financiero)

Clínicas del Azúcar. (El Financiero)

MONTERREY.- Motivado por una experiencia personal, el empresario Javier Lozano fundó Clínicas del Azúcar en 2012, una empresa de origen regiomontano; misma que hoy en día es una compañía en pleno crecimiento y con reconocimiento a nivel nacional e internacional.
En entrevista con El Financiero, Lozano señaló que la intención fue buscar un modelo de atención a los pacientes de diabetes que no resultara complicado ni costoso.

El resultado de esta iniciativa hoy se mide en el plan de expansión de la empresa, pues actualmente se encuentran en desarrollo cinco clínicas en el área metropolitana de Monterrey, las cuales abrirían sus puertas en 2015; mientras que para el 2016 planea la apertura de 20 sucursales más en la Zona Norte de México.

Y espera que hacia el 2020, Clínicas del Azúcar tenga una presencia nacional e internacional con 200 sucursales, de las cuales 50 sean propias de la empresa y el resto a través de franquicias sociales.
La clave para este desarrollo, señaló Lozano es que, desde sus orígenes, la compañía pretende alcanzar altos estándares de calidad en el servicio.

“Nos hemos comprometido a dar un servicio de alta calidad, en diseñar un modelo replicable y crear alianzas a nivel nacional e internacional”, dijo.

Añadió que actualmente la empresa tiene alianzas con instituciones como el Tecnológico de Monterrey y con instituciones similares en Estados Unidos y Dinamarca, así como con farmacéuticas de talla internacional.

De acuerdo a la información de la empresa, el 80 por ciento de la población mexicana no puede acceder a un tratamiento especializado contra la diabetes, por su alto costo. Y representa el 20 por ciento del gasto anual del gobierno en el tema de salud pública.

Por ello, Clínicas del Azúcar busca una solución a esta problemática; y en ese ejercicio, en poco tiempo ha logrado reducir el costo del tratamiento hasta en un 70 por ciento, indicó Lozano.

“El impacto social radica principalmente en la prevención de complicaciones como la ceguera, las amputaciones y el daño renal por llevar un tratamiento especializado en diabetes. Reducen la probabilidad de complicaciones en un 60 por ciento y se incrementa la productividad 15 por ciento”, dijo.

Asimismo, señaló que en dos años y medio, a través de Clínicas del Azúcar se han prevenido más de mil 560 complicaciones y 30 millones de pesos en gasto del gobierno o de los pacientes, beneficiando al día de hoy a más de 10 mil personas.

Mientras que al cierre del 2014 esperan llevar la cifra de personas favorecidas por este sistema hasta las 30 mil. Dado que el crecimiento ha sido de 300 por ciento por año, indicó el empresario.

“Eso nos ha dado una confianza y lo otro, pues es un modelo muy eficaz, es que nos da mucha credibilidad. Con muy buenos pasos y eso es lo que principalmente nos ha ido posicionando cada vez como un gran proveedor de atención a la diabetes”, añadió.

Clínicas del Azúcar resultó finalista del “Visionaris-UBS al Emprendedor Social”, premio que entrega la empresa UBS, líder en servicios financieros globales.

“Estamos muy contentos (por ser de los finalistas), significa por un lado el reconocimiento al enfoque innovador que tenemos, al enfoque de impacto social que estamos haciendo y este año queremos ver cómo podemos multiplicar o escalar. Estamos muy contentos porque significa el potencial que hemos ido desarrollando de un modelo de negocio como de impacto social”, destacó Lozano.