Monterrey

Ciudadanos exigen detener Monterrey VI

Miembros de la sociedad civil solicitaron al gobernador de Nuevo León el expediente completo de este proyecto y advirtieron que interpondrán amparos contra esta obra si ignoran su reclamo.
Juan Antonio Lara
19 noviembre 2014 14:22 Última actualización 19 noviembre 2014 15:18
Etiquetas
(Juan Antonio Lara)

Organismos de la sociedad civil pidieron detenber el proyecto mpnterrey VI. (Juan Antonio Lara)

MONTERREY.- Por considerar que la información acerca del proyecto Monterrey VI para traer agua de Veracruz a Nuevo León es insuficiente y contradictoria, alrededor de 11 grupos de ciudadanos exigieron al gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, detener esta obra.

Dirigentes de la Academia Nacional de Arquitectura Capítulo Monterrey, Consejo Cívico de las Instituciones de Nuevo León, Vertebra, Rescatemos Nuevo León. Evolución Mexicana, Reforestación Extrema, Sueño Regio, Unión Neolonesa de Padres de Familia, entre otros, exigieron lo anterior en una conferencia de prensa.

Este reclamo de organismos de la sociedad civil se suma al que hicieron la semana pasada las principales Cámaras empresariales de Nuevo León en el mismo sentido.


Cosijoopi Montero, dirigente de Reforestación Extrema, dijo que Nuevo León está quebrado en sus finanzas y realizar esta obra pondría en riesgo el futuro de los ciudadanos porque se incrementaría de manera considerable la deuda pública.

Luz María Ortiz Quintos, presidenta de la Asociación Neolonesa de Padres de Familia, mencionó que la solución al problema del abasto de agua debe de realizarse buscando las opciones más sostenibles, socialmente justas, económicamente viables y ambientalmente racionales.

“En este sentido, tenemos serias dudas razonables de que el Proyecto Monterrey VI sea la opción más conveniente para los nuevoleoneses”, afirmó.

A su vez, Malaquías Aguirre, presidente de Vertebra Nuevo León, enumeró una serie de interrogantes dirigidas al Gobernador y la Federación, antes de emprender cualquier acción en la ejecución del proyecto mencionado.

El primero de estos cuestionamientos tiene que ver con la legalidad de esta obra.

“¿Cuáles requisitos legales se han seguido y cumplido en cada parte del proyecto?”, preguntó Aguirre.

“¿Cuál es la información técnica sobre la mesa que se ha seguido y es la base del análisis?”, agregó.

Cuestionó también si este proyecto es el que resuelve de mejor manera, más efectiva, a menor costo y en el menor tiempo el abasto de agua potable a Nuevo León.

“¿La realización y operación del proyecto no genera condiciones presentes o futuras de presionar a los usuarios y afectados por el proyecto y no pone en riesgo nuestra propia disponibilidad de agua?”, es otra de las interrogantes que hizo el ex presidente de la Canaco de Monterrey.

Los dirigentes de los organismos manifestaron su disposición para asistir a las audiencias ofrecidas públicamente por Fernando Gutiérrez Moreno y Emilio Rangel Woodyard, secretario de Desarrollo Sustentable y director general de Agua y Drenaje de Monterrey, para recibir de parte de las autoridades una respuesta a sus inquietudes.

Empero, solicitaron que las autoridades cumplan con las siguientes condiciones:

“Que se nos haga una presentación formal del proyecto. Que se nos entregue el expediente completo, incluyendo aquellos estudios declarados como confidenciales y reservados por parte de Agua y Drenaje”.

También, que se programe un encuentro en un plazo no mayor a 10 días hábiles a partir de este jueves cuando entreguen el escrito en la oficina del Gobernador y en el Congreso del Estado, en una sede académica neutral para provocar la conversación y discusión.

“Poner en pausa todo procedimiento de licitación y ejecución mientras no se clarifique completamente la información solicitada y se concluyan las audiencias”.

Finalmente, establecer un compromiso para que exista una tercería técnica con especialistas e instituciones de prestigio a nivel nacional e internacional que validen los datos, la información y la viabilidad técnica, financiera y ambiental de este proyecto.

Advirtieron que si el Gobierno ignora sus peticiones, recurrirán al Amparo o a otras medidas para detener esta obra.