Monterrey

Monterrey ¿Ciudad bajo
la nube gris?

Los impactos de la contaminación del aire en la salud de la población preocupa a especialistas.
DANIEL ANGUIANO
danguiano@elfinanciero.com.mx
07 noviembre 2016 9:57 Última actualización 07 noviembre 2016 12:45
Etiquetas
Monterrey

Monterrey es la ciudad más contaminada del país, con una concentración de 86 PM10 y
de 36 PM2.5, según la OMS.

Un análisis de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la calidad del aire en distintas ciudades de la República Mexicana realizado en el 2011, determinó que el nada decoroso título de la “ciudad más contaminada de México” fue para Monterrey.

El informe del organismo indica que la contaminación del aire se mide en base a las concentraciones de pequeñas partículas menores a 10 micrómetros (PM10) y de partículas finas menores a 2.5 micrómetros (PM2.5) que contienen sulfato, nitratos y carbono negro, y que suponen el principal riesgo medioambiental para la salud.

El análisis comprende nueve ciudades de México, para las cuales utilizó
estadísticas del 2011, con excepción de la Ciudad de México, para la que usó datos del 2014.

Así, Monterrey es la ciudad más contaminada del país, pues reportó una concentración de 86 PM10 y de 36 PM2.5 durante el año en cuestión.

En segundo lugar se ubicó Toluca, con 80 PM10 y 33 PM2.5; seguido de Salamanca, con 60 PM10 y 28 pm2.5; después León, con 58 PM10 y 27 PM 2.5; Irapuato, con 55 PM10 y 26 PM2.5; Silao, con 51 PM10 y 24 PM2.5; y la Ciudad de México con 42 PM10 y 20 PM2.5.

Estos datos representan una realidad a la que los regios se enfrentan hoy y que de no iniciar acciones para revertirla, podría acarrear mayores complicaciones y mermar significativamente la calidad de vida de los habitantes de la ciudad, sobre todo en lo que a salud se refiere.

Gerardo Mejía, investigador del Tecnológico de Monterrey en temas ambientales, explicó que con base en estudios realizados en Estados Unidos y la Ciudad de México, sí se ha visto una relación entre el incremento de enfermedades con la calidad del aire, incluso, padecimientos como el asma o bronquitis se vuelven más frecuentes.

“Un niño expuesto a la mala calidad del aire, ya está comprobado, que se afecta su sistema respiratorio, pero a una edad más avanzada, empieza a cobrar factura, y la otra es que si estamos expuestos a otro tipo de contaminantes, que pudieran llegar a presentar hasta cáncer”.

“He platicado con algunos médicos que vieron un aumento en casos de
autismo, y uno de ellos mandó hacer análisis a sus pacientes, analizó el cabello y vio un incremento de cadmio y entonces se pregunta cómo estamos en ese tipo de partículas. Aunque no es nada más el aire sino hay otras actividades que pueden afectar”, dijo.

Comentó que se realizó una investigación mediante la cual se planteó el
impacto económico que podría tener la mala calidad del aire en los ciudadanos de una región como Monterrey y su área metropolitana.

Dicho análisis determinó que como consecuencia de la contaminación ambiental, una persona podría gastar hasta 200 dólares al año en medicamentos para contrarrestar enfermedades surgidas como consecuencia de esta problemática.

Y, añadió el investigador, esto tendría un impacto de hasta 800 millones
de dólares anualmente en una población de 4 millones de personas.